15 de mayo de 2017

Bakewell Tart {Apta para Diabéticos}

         

Conozco a gente golosa que cuando van a comer a un Restaurante, se saltarían los aperitivos, el plato principal y el segundo, y directamente elegirían el postre . . . pero guardan la compostura.
Como soy de buen diente, suelo disfrutar de la comida en estos casos, pero si sé que la Carta de Postres merece la pena, dejo hueco para zamparme alguno, aunque sea compartiéndolo; y si lo acompaño de un café, ya entro en la lista de La mujer más feliz del mundo 😜

Con una porción de esta tarta, joyita engalanada de la repostería inglesa, consigo esa felicidad desde el primer bocado. Creéme, es de las recetas gloriosas, de las que además de sencilla, está tan rica que no se cómo no hay un día en el Calendario Internacional para festejarla. Lo digo, porque se celebran cosas bien raritas,  como el Día del Orgullo Zombie {el 4 de Febrero} ¿te lo puedes creer?

La Bakewell, resulta una tarta elegante, perfecta para cualquier ocasión y suele gustar a niños y crecidos. Si te invitan a tomar café y te presentas en la puerta con una tarta en las manos igual a esta, ten por seguro que además de subirte a hombros, te van a corear en plan: oehh oehh oehh oehh  !!!
       


Consta de tres partes: la base, la mermelada, y la crema de almendras o frangipane. Lo hice todo casero, por eso es un poco más entretenida, que no difícil. Sabes que mi vena repostera tiene sus limitaciones y me gusta lo rico y resultón, pero sin complicaciones.

Empezamos por la base, que es una masa brisa o quebrada. Quería probar la que vi hace tiempo en el blog de mi querida Marisa { Recetas de andar por casa } con aceite de oliva en vez de mantequilla, y me encantó el resultado, así que esta masa se ha quedado en mi cocina para siempre. Si tienes problemas con las masas, la compras y punto, no te detengas por este detalle.

Después, tenemos que hacer la mermelada, de fresa en este caso, pero cualquier mermelada de frutos rojos como las frambuesas, cerezas o arándanos, quedaría estupenda. El sabor ácido que le aporta, es el contrapunto perfecto del pastel. De hecho, hay una versión mini, con mermelada de cerezas, en la que el frangipane se cubre con una capa de glaseado y media cereza confitada. Te dejo como ejemplo, los que hizo mi amigo Jose {Desserts Abad} que no pudieron quedarle más bonitos y apetecibles. Este verano, en cuanto haga la mermelada de cerezas, me pongo con ellos.

Y por último, la crema de almendras o frangipane, que más sencilla no puede ser. Una vez la pruebes, estoy segura que le buscarás la utilidad a este esponjoso relleno de almendra para emplearlo en otras preparaciones dulces. Es la primera vez que la preparo, y de verdad que ha sido un descubrimiento, porque pensaba que era mucho más complicada y no va más allá de batir unos cuantos ingredientes.




Se cuenta, se dice y se comenta, que la Tarta Bakewell nació gracias al error de un aprendiz que vertió la pasta de almendras sobre la mermelada de fresas, en vez de añadirla a la masa. Y todo esto se sitúa en la posada White Horse Inn, sita en un encantador y típico pueblo inglés, con casas bajas tradicionales, rodeado de bosques y colinas, llamado igual que el pastel, Bakewell. La tarta tuvo tal aceptación, que enseguida se convirtió en el postre más popular del lugar.

Me gustaría creer estas historias, pero son tan similares a otras de errores culinarios, donde no falta el despistado o nervioso aprendiz, superado por las responsabilidades del momento, que me hacen dudar de estos orígenes. Más bien, parecen chismes, cuentos y diretes . . . aunque vete tú a saber.

Lo que tengo claro es que andaba hace tiempo con ganas de hacerla, pero hasta que no la vi en el blog de mi querida Carolina {Tomillo, laurel y otras cosas de comer}  no pensé que había llegado el momento. Con lo bien que lo explica ella, tan al detalle, y sabiendo que es un blog de confianza, donde las recetas salen a la primera  . . .  me envalentoné de verás y el resultado me ha encantado. Pero no las tenía todas conmigo, que Carolina en temas reposteriles es una maestra. 

En casa, están deseando que repita. 

 
{Molde de 26 cms, 10 porciones}


Base: 
 200 grs Harina de trigo
50 grs Aceite de Oliva
65 grs Agua
Un pellizco de Azúcar de Abedul

Relleno: 
80 grs Mantequilla textura pomada
80 grs Azúcar de Abedul
80 grs Almendras molidas
 2 Huevos  
20 grs Maizena
Una pizca Sal Marina

Además: 
5 Cdas colmadas Mermelada Fresas
90 grs Almendras laminadas
1 Clara de huevo




  No te asustes con tanto paso, es detallado, pero muy fácil.   
             
 Preparamos la base:
- En un cuenco mezclamos la harina con el aceite y la pizca de azúcar de abedul, hasta que veamos que parece arena mojada.
- Agregamos poco a poco el agua.

- Una vez bien mezclado, formamos una bola.
- La introducimos en una bolsa de plástico o envolvemos en papel film y dejamos en el frigo por media hora.
- Pasado el tiempo, la dejamos sobre la encimera para darle forma.
 - Extendemos la masa, dejándola fina,
- Cubrimos con ella el molde que vayamos a utilizar. Como el mío era de paredes altas, forré la base con papel de horno, y corté los bordes, dejando dos centímetros de altura. Me ayudé con un corta pizzas.
- Una vez igualada la base, pinché la superficie para que no se hinchara en el horneado.
- Puse sobre ella, un papel de horno y encima, otro molde más pequeño para que hiciese peso. Lo normal es utilizar unos garbanzos, pero no tenía en ese momento. Esto se llama hornear en blanco.
- En el horno precalentado a 180º, introducimos el molde durante diez minutos.
- Sacamos, quitamos el molde que presionaba y el papel de horno.
- Pintamos la base con clara de huevo y horneamos de nuevo otros diez minutos. Así se crea una película gracias a la albúmina del huevo, que evita que se humedezca la base al hornearla.
- Dejamos enfriar antes de rellenarla. Ya estará dura, y se puede manipular facilmente, incluso sacarla del molde como yo hice para que enfriase antes sobre la rejilla.

Preparamos el Frangipane:
- En un cuenco batimos la mantequilla junto con el azúcar de abedul.
- Cuendo esté hecha una papilla, añadimos el primer huevo, y batimos el conjunto.

 - Una vez integrado el primer huevo, añadimos el segundo, batiéndolo también.
- Añadimos la maizena y mezclamos.
- Por último, añadimos la almendra molida.
- Añadimos la pizca de sal marina, mezclamos nuevamente
- La llevamos al frigo, mientras se enfría la base de la tarta.
- Una vez fría la base, extendemos la mermelada por toda la superficie.
- Extendemos también el frangipane. Este paso es mejor hacerlo con una manga pastelera, pero se me habían terminado, de todas formas se reparte bien facilmente.
- Terminamos con la almendra laminada  por toda la superficie.

- Horneamos a 170º durante cuarenta minutos. Si lo haces con azúcar blanca en vez de abedul, puedes hornearla a 180º durante treinta minutos.
- Desmoldar una vez fría.


  Es mejor esperar hasta el día siguiente para comerla. Los sabores se acentúan sobremanera, sobre todo el frangipane. Para eso tendrás que guardarla bajo siete llaves y no desvelar la situación del escondite a nadie. . . .  si puedes resistirte !!!

¿Te pongo un trozo?

           

 Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Hasta entonces, se feliz.

36 comentarios:

  1. Uff qué maravilla Nuría!!
    Vivan los errores gastronómicos para terminar creando cosas tan ricas como es este pastel. Suele pasar con frecuencia.
    Yo tengo el problema de llenarme mucho en los aperitivos, ya que lo salado me va.. y mucho. Casi nunca llego al los postres, y si hay algo que me encanta lo tengo que compartir porque me he imposible que me quepa. El problema está al día siguiente.. que no te lo quitas de la cabeza!! Qué rabia jajaja

    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  2. A estas alturas no me sorprende nada que quieras institucionalizar el dia de la tarta; lo que te gusta una celebración. Yo no conozco esta receta, ni la he probado nunca, pero solo con saber lo bien recomendada que viene y el buen género del que está compuesta sé que es garantía de sabor y calidad. Con esas manitas que tienes tan hábiles para que lo pecaminoso se convierta en arte, no hay duda, está de rechupete del bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Vaya tarta exquisita que nos traes hoy, Nuria!! Bueno, yo soy de esas golosas que se salta casi todos los platos para poder comer el postre. De hecho, en las bodas, me como los aperitivos y ya me guardo para los dos postres, porque lo bueno de las bodas es que siempre hay dos postres, ja, ja.
    He probado esta tarta varias veces y está buenísima, como bien dices, hay que guardarla con siete llaves que si no, vuela, je, je. Me gusta tus pequeños cambios, siempre para hacer el postre un poco más saludable y un poco más ligera. También suelo hacer las masas de este tipo de tartas, la diferencia es bastante notable a cuando es comprada. Hoy tenemos un postre de 10, Nuria, gracias por empezar así de bien la semana. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Olé, olé, y olé...!! Qué maravilla y qué bien explicada... Hace mucho tiempo que ando con ganas de hacer esta tarta y con tu receta, creo que no tengo más excusas... Tiene una pinta estupenda y seguro que está de lujo.Para el menú que presenté el otro día en mi blog, el Sunday roast, sería el postre perfecto!! Creo que esta semana hemoa creado, sin saberlo, un gran tandem!! Besos linda!

    ResponderEliminar
  5. ¿Sabes que desde que me he mudado no he hecho nada dulce? No sé si es por echar de menos mi horno (aunque tengo, adoro mi Bosh) y no me termino de arrancar, además poco tiempo me ha dado, la verdad. Estaba mirando las fotos y he pensado que esto no puede ser, no sé si la haré pronto pero ganas, en principio me han dado.
    Eres magnifica, muchas pastelerías quisieran tener algo así en el mostrador.
    Besotes enormes

    ResponderEliminar
  6. Feliz como una perdiz, me siento yo si me invitas a merendar con tu mejor servicio de porcelana inglesa ¡¡cómo me guata!! Soy una enamorada de lo clásico, pienso que en la mesa luce con luz propia, y cuando viene alguien a casa que sé que sabe apreciar esos detalles, es cuando me gusta sacar la vajilla más bonita.
    Mi madre tiene una preciosa de porcelana danesa, también en rojo, parecida a esta tuya, y en navidad es imprescindible sacarla, fue un regalo heredado de mi cuñado de su abuela, y la tenemos guardada como oro en paño.
    Por supuestísimo que tu tarta sabría divina en cualquier plato, pero ¿porqué no darnos el gusto, de servirla como se merece?
    Perfecta, como siempre me tienes babeando cocines lo que cocines con esas maravillosas manos que Dios te dió. Mil besos mi niña, me voy ya porque si no voy a llorar de frustración, jajaja...

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Nuria! Esta tarta no la conocía, así que me he leído con mucho interés toda la historia. Estoy de acuerdo contigo en aquello de los mitos sobre el nacimiento de tantas recetas que se parecen unos a otros, me pasa como a ti, me cuesta creerlo, pero suena simpático y no hace daño.

    En cuanto a la base, voy a intentar hacerla en casa, pues lo de usar aceite de oliva me cae de maravillas, que estoy en una lucha permanente contra la mantequilla, por problemas personales, jijijiji, nada contra las vacas. Ahora el frangipane si que me ha conquistado de entrada cuando he visto sus ingredientes, me creerás que tampoco lo he hecho nunca! almendras, ¡vengan a mi! Te cuento al oído que tengo tres almendros aquí en la finca, y son muy generosos, este invierno (que ya comienza, aquí en Chile) no necesitaré salir a comprar, así que ni te imaginas cómo de bien me cae tu receta. Una sola duda: has puesto que esta receta es para diabéticos, yo siempre ando en busca de aquello, aunque no lo soy, ya he llegado a una etapa de la vida en que tengo que cuidarme mucho. Creo que deberíamos usar una mermelada sin azúcar, bueno, cae de cajón, pero ahí está mi problema, ¡por Dios que malas son las mermeladas sin azúcar! a menos que una las haga caseras, así que haré un poco para la ocasión, el tema es que las mermeladas sin azúcar no se conservan largo tiempo y hay que consumirla enseguida. Bueno, ya no te doy más lata, te dejo con un gran beso y ya vuelvo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pam, te contesto aquí y cuando pueda paso por tu blog y también te lo indico allí. La temporada de fresas pasada, hice botes para aburrir, también de cerezas y ciruelas amarillas. Quiero decir con la poca cantidad de azúcar que estás viendo, y las he terminado estas Navidades pasadas. Con lo cual estamos hablando de seis meses. Todas salieron perfectas.
      Eso si, la esterilización de los botes y el vacío, paso imprescindible para que no se nos estropee. Así que el mito de que las mermeladas deben llevar la misma cantidad de azúcar que de fruta, es eso ya, un mito.
      De todas formas, si tienes oportunidad de comprar azúcar de abedul, tiene un IG de 7 nada más, todo un logro, ya te digo que ese lo pueden tomar las personas diabéticas y además tiene menos calorías. De sabor es maravillosa, no la distinguirás de la blanca. La única pega que tiene es el precio, que multiplica por 10 el precio de un paquete de azúcar blanca.
      Besotes mi niña.

      Eliminar
  8. Nuria un placer llegar a tu cocina y ver esta tarta Bakewell, tu escrito acerca de personajes que no les importa el plato principal ni las entradas sino los postres... me recuerdan a mis suegros, siempre que vamos a un restaurante primero pasan por la sección postres y se sirven porque no quieren que se acaben y luego se queden sin el mismo. Y luego si van a servirse el resto de cosas y siendo diabéticos creo que es una receta perfecta para ellos. El azúcar de abedul ya me fui a buscarla, tendré que hacer mis investigaciones a ver si la consigo para probarla. En cuanto al día de los zombis jajajajajajja ya casi nada me extraña, este mundo esta tan loco que todo puede pasar y todo se puede festejar. Tu receta perfectamente explicada, cosa que se agradece montones, la combinación con mermelada de fresas deliciosa, y aunque aún no he experimentado preparar esa crema de almendras... siempre sucede algo y cambio la receta.. espero hacerla pronto.
    Me llevo un pedazo de tu rica tarta, te mando un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  9. Hola!! Yo no puedo decir que soy de las golosas que soy capaz de saltarme la cocmida por llegar al postre. Me gusta más lo salado.Pero querida Nuria, a nadie le amarga un dulce y yo soy de las que me lo como todo, todo, jajajaja!!! Ainsss, qué rica se ve esta tarta y creo que no debe ser de esas empalagosas. Además me pones esas fotos tan impresionantes delante por lo que me metería dentro de la pantalla. Un beso preciosa!!!

    ResponderEliminar
  10. Es una de las tartas que mas me han gustado, una de las primeras de mi blog, que por cierto necesita fotos nuevas... recuerdo que la llevé a casa de unos amigos y he de decir que de un día para otro está mucho mejor que recien hecha, fue un éxito!! y como tu dices , es más facil de lo que parece!! Te ha quedado de 10!! Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Hola, querida Nuria. Desde que he visto que habías publicado, no he dejado de pensar en esta rica tarta. Ahora, al leerte y ver las fotos y la receta, más, si indicas que es apta para mí, me ha entrado un mono de dulce y de bakewell, que no veas.
    Casi todas las leyendas sobre errores son parecidas. Da lo mismo, si el resultado es éste.
    Parece una tarta francesa más que inglesa, especialmente por el frangipane y también por la forma de hacerla.
    La masa, de la ya, nuestra amiga en común, Marisa, me la llevo ya mismo porque, todo lo que sea evitar mantequillas, ya me viene de perlas. He pinchado en el enlace de Jose y no lleva a ningún sitio. Mira a ver si estoy en lo cierto.
    Me llevo mi trozo virtual y te deseo un feliz semana. Muchos besos y gracias por compartir esta deliciosa tarta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el apunte del enlace Marisa, ya está arreglado.
      Besotes mi niña.

      Eliminar
  12. Ains madreeeeeeeeeeee si es que siempre que vengo a verte me marcho con los dientes largos y babeando pero como me haces esto con lo lamboreteira que soy ,al final me voy a ir a vivir a tu casa y asi no me pasa mas.
    Habia visto esta tarta en un libro de cocina con frambuesa y no me llamo mucho la atencion pero tu no has tardado nada en convencerme para hacerla con esas fotos tan tentadoras del paso a paso y del corte.
    Te ha quedado de relujo no lo siguiente en casa no dejarian de hacerte la olaaaaaaaaaaaa.
    Bicos mil y feliz semana potita mia.

    ResponderEliminar
  13. a) soy de esas que se saltaría todo para llegar al postre
    b) tienes toda la razón y me he reído mucho jajaaj porque eso del típico aprendiz (que casualidad todos aprendices, como si fueran tontos) suena a leyenda urbana, no te digooooooooooooo.Sólo falta leer que la crocambouche la inventó un aprendiz cuando se le cayó una bandeja llena de profiteroles y se le quedaron todos puestos perfectamente en pirámide ajajaj.
    Eres una crack, te ha quedado divina, y me gusta esa masa con aceite, la tengo que probar. Un beso bien gordooo para la más salada. Oye tienes facebook? no sé si te tengo

    ResponderEliminar
  14. Hola Núria, para mi ponme dos trozos, la encuentro buenísima. Además con el aceite que tanto amo, ya que la mantequilla no la puedo tomar por el colesterol. El relleno, aunque lleve un poco, por un dia no pasa nada, jaja. Te ha quedado sensacional y con una pinta tremenda, me encanta!
    Un beso y buena semana :)

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué tarta tan rica Nuria! Si no lo dices no me creo lo de tu vena golosa... Reconozco que yo le echo un vistazo a los postres, pero soy más de salado que de dulce (salvo honrosas excepciones como la tarta de queso que va por delante de cualquier otra elaboración en el mundo mundial ja ja ja)

    Como no salimos muchas veces a comer fuera (nuestra vida social se vio truncada por la llegada de la peque, que marca sus propios horarios y es algo a respetar) cuando lo hacemos hago un esfuerzo y me como solita el postre ¡no sabes lo que cuesta! ¡qué gran sacrificio! Es como cuando voy de boda, como sé a lo que me expongo esa semana me mantengo a base de verduras y ensaladas ligeras para poder tomar (casi) todo lo que me pongan por delante sin remordimientos y ante la estupefacción de mis compañeros de mesa que no se explican cómo con ese saque peso 50 kilos ja ja ja

    No te estoy diciendo nada de la tarta porque me parece tan maravillosa que no sé qué más te puedo decir que no resulte obvio o te hayan dicho ya.

    ¡Feliz semana y muchos besos!

    ResponderEliminar
  16. Hola mi Nuria.
    Eres una de las pocas compañeras bloggueras a quien me gusta leer. No me salto nunca la introducción, me encanta, casi te oigo contando las historias. Anquee no conozco el sonido de tu voz, ni la imagen de tu cara, pero que sepas que te quiero mucho.
    Iba navegando por tu Google más y me tropiezo con una tarta, nada más de recordar que tengo una receta pendiente, la cutney.
    Sabes que nunca he probado esta crema de almendra.
    Viendo el paso a paso, me acordé de una cosa, horneando una tarta, la base, hice lo mismo que tu, colocar una segunda bandeja, encima para que no suba... Era de hojaldre. Si, ya se, se me olvidó el papel para hornear. Y se me pego la bandeja, jajaja, ahora me río, pero en este momento me enfade con migo misma y me estaba renegando en voz baja sin parar, intentando quitar la Bandeja 😂😂😂
    Al principio del mes que viene me voy a mi país, después de 11 años. Y a la vuelta traigo a mi madre, y en una semana después viene mi hermanita de Londres. Haré esta tarta, y te contaré
    Hoy mismo imprimo la Receta y la pego a la Never.
    Me ha parecido una tarta de lo más delicioso, con un listado de ingredientes largo pero con pasos fáciles de seguir.
    Un saludo, un beso, y un abrazo fuerte mi Nuria.
    Eni

    ResponderEliminar
  17. Yo como tu Nuria, soy la mujer mas feliz del mundo comiendo primero, segundo, postre y café jaja.
    Madre mía están todos los dias inventados yaaa, el día de los zombis? por dios!!!!
    Madre mía se ve muy rica esta tarta, aunque el nombrecito se las trae ehh, pero me encanta!!
    Sabes si la preparo creo el problema grande sera esperar al día siguiente, eso lo veo muy pero que muy difícil jaja.
    Un beso grande mi niña

    ResponderEliminar
  18. Fiuu fiuuu !! chulada a la vista !! madremia que rica te ha quedao Nuria por diossss
    si que tiene que estar descomunal , si .. la verdad que me tira patrás estas tartas porque parecen que son super laboriosas como bien dices , pero entonces si me salto la masa quebrada , como nuestra amiga Nuria jaja no me vas a reñir ..?? es que tu lo te lo ves todo hecho , yo ultimamente estoy un poco perraca y encima con la cremallera puesta , de verda que me está costando mucho quitarme los dos kilos que quiero y tu ahi provocando.. si es que no puede ser ..!! mira , yo te llevo a hombros para cruzar el charquito y me lo traes a casa , hace trato ??... jaja

    Bueno artista , te dejo que mira que horas son ..
    un gustazo venir a ver tu peazo tarta impronunciable
    que seguro que te ha sabido a gloria bendita , golosona
    otro besito pa el camino ,chao

    ResponderEliminar
  19. Hola Nuria!!!!
    Vaya recetón nos traes hoy.Me encanta el dulce, el problema es el azúcar.Pero voy a buscar ese de abedul, del que hablas maravillas.
    Me voy a guardar la receta, que si no es tan complicada como parece, seguro que me sale.
    Un besazo y gracias por estos dulces.

    ResponderEliminar
  20. Esta tarta es pecado mortal, con el estupendo paso a paso que nos traes quién no se atreve a hacerla, y encima si es con menos azúcares, menos cargo de conciencia nos daría, estoy pensando en comprar el azúcar de abedul para hacer recetas tan ricas como ésta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Hola mi Nuria !
    Puedo decirte que por muy llena que esté , siempre dejo un huequecito para comerme el postre, es como el broche de oro a una buena comida, nunca puede faltar, sea lo que sea.
    Esta tarta desdeluego es extraordinaria , Caro es una artistaza repostera y tú no te quedas atrás, asi que solo me queda apuntarla y esperar turno para poder prepararla , si es que no nos da el tiempo para hacer tanta cosa rica que vemos por los blogs verdad ?...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. No conocía esta tarta, pero me ha encantado su presentación. De verdad, mientras te iba leyendo, más ganas me iban entrando de probar esta súper tarta. Después de todo lo que nos has contado, a ver quién se resiste.
    Voy a guardar (muy bien) la receta porque no quisiera morirme sin 'catarla' jijiji.
    ¡Deliciosa!, y explicada a la perfección.
    También voy a pasar a visitar tus blogs amigos que no conocía.
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Hala, hala, no seas tacaña, mi niña, de un trozo nada... mándame una enterita para mi que ya puedo comer y me estoy desquitando de tantos meses de necesidad.
    La verdad es que no conocía esta bakewell, no estoy muy puesta en postres británicos, pero si vienes a mi casa y a cambio de un café me traes esta preciosidad te hago un monumento directamente, guapa. Tienes unas manitas que todo parece fácil, pero solo lo parece, que luego la mayoría de las veces cuando lo pienso más detenidamente me doy cuenta de que a mi no me sale ni de coña, jajaja.
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  24. Hola Nuria!! Llego tarde? A que no queda ni un trocito ya..? Joo! Me ha encantado tu tarta! Soy fan de la frangipane, qué rica y con mermelada tiene que quedar de puro vicio! Te ha quedado maravillosa y algún día caerá, te lo aseguro ;) No conocía esta tarta y menos su historia pero a mi me gusta creer en las historias esas de cómo se "inventaron" algunos postres... Igual que la tatin pero esa es muy famosa y seguro que la conoces 😉
    Me llevo mi trozo, qué delicia! Para un postre así dejo un sitio encantada jeje!! Un besote fuerte!! 😘

    ResponderEliminar
  25. Ni lo dudes, aunque no se si con un solo trozo me valdrá, hay días que el cuerpo me pide azúcar y se que un solo trozo se quedaría corto.
    Me encanta las almendras por lo que ni decir que este tipo de tartas me pierden además, sabiendo que todo está hecho de forma casera mucho mejor. Sin duda una propuesta irresistible. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  26. Hola Nuria! Me he dejado caer por aquí para hacerte una visitilla. Me entusiasma ver que sigues haciéndonos la boca agua con cada cosa que nos preparas. La he visto y he pensado que era otra cosa, pues hace un tiempo publiqué mi tarta de almendras navideña y parecen hermanas en las fotos, jajaja. La tuya me gana, es mucho nivel lo que tu me haces y encima desprende cariño a raudales, vamos, un reflejo fiel de quien la cocina. Besitos y mil gracias.

    ResponderEliminar
  27. Buenisima receta, me la llevo para hacerla pronto!
    Bs!

    ResponderEliminar
  28. Mi querida amiga, leyendo tu entrada, que con todas disfruto como si estuviera hablando contogo, he tenido que sonreir, por que yo por un poco de etica no me tomo el postre lo primero jijiji, pero si que lo primero que hago cuando me dan la carta es irme a los postres antes que a los primeros platos, y aperitivos, y segun vea yo como son ya digo a voz en grito este restaurante es bueno o es malo, jijiji es tal y como te lo cuento, Bueno cielo y que te voy a decir de esta tarta, si la tuviera delante ese dia ni tomaria primer plato ni nada de nada, me zamparia toda la que pudiera pero del tiron por que me ha parecido divina y que la has bordado , eres grande para todo. Mil besicos cielo de tu amiga que te quiere

    ResponderEliminar
  29. Pues no la conocía, pero me ha parecido una maravilla. Aparte de quedar preciosa, debe de tener un sabor superdelicado. Me encanta.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  30. Hola Nuria¡¡
    Yo me apunto a lo de pasar directamente a los postres, jeje, porque todo lo bueno hay que comerlo en poca cantidad, o peor, no comerlo, madre mía, si yo veo dulces como bollería, tartas, etc y se me ilumina la cara de la alegría, jeje, el día que me quiten el azúcar ya me puedo morir, jejeje.
    Esta tarta no la conocía pero por la pinta que tiene sin duda debe de estar deliciosa, me plantaría ahora mismo en tu casa a por un trocito, se ve divina, babeando me dejaaaasssss.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  31. Hola Nuria!!
    Ya sólo con ver esas almendritas por encima, apetece darle un bocado a la pantalla! ;)
    Menuda tarta, sí señor!
    La verdad es que me suena haberla visto en algún libro de los que tengo...(de esos que tengo llenos de post-its con recetas para probar...), pero no sé en cuál >_<
    Así que, acabo primero anotándome tu rica receta porque es un triunfo seguro! ;)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  32. Buenos días Nuria, qué me gustan los sabores que se entremezclan en esta delicia, que me gustan esas almendritas coronando este bocado sublime y que me gusta ese corte transversal que deja entrever el éxtasis por llegar. Creo que esta tarta sería una buena reseña para celebrar el día de la tarta que si no existe habría que solicitarlo en vista de la cantidad de chorradas que se llegan a celebrar y eso que me considero algo friki pero con limitaciones. Te agradezco de corazón la mención a mi versión mini de esta tarta que por cierto, no he vuelto a preparar y eso que mi mujer me lo ha pedido por activa y por pasiva (más por activa porque no para de perdirla), así que tu versión me da alas para no ser tan descastado y ponerme a preparar esta bakewell en versión grande. ¡Enhorabuena!
    Mil besos

    ResponderEliminar
  33. Hola Nuria
    No conocía esta tarta pero me ha encantado, no solo porque tiene una pinta maravillosa, sino también por los ingredientes que lleva. La combibación de fresas y almendras me parece de lo más afortunada, así que anotada queda en la lista de pendientes, y ya no sé cuántas van ;)
    Un beso muy grande guapísima

    ResponderEliminar
  34. Me estoy riendo Reina Guanche porque aunque no me había asomado, me allegó la transmisión de tu pensamiento... ayer hice mermelada de frambuesas, que recogí el otro día en la huerta de mis cuñados y decidí que uno de los botes lo iba utilizar para hacer una bakewel, que a mi marido, que no es nada dulcero le gusta, porque le encanta todo lo que lleva almendra y las cosas ácidas, el encanto precisamente de esta tarta ¿que ate parece?
    Besiños tesoro

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?