3 de abril de 2017

Pan de Molde Semiintegral con Semillas



El pan integral cada día se consume más.

Particularmente me encanta y lo combino con el blanco según la ocasión. Actualmente la oferta en el mercado es amplia, y aunque el de harina de trigo integral sigue siendo el más demandado, la variedad de harinas que encontramos facilmente, nos invita a experimentar y probar nuevas texturas y sabores. Entraron con fuerza la harina de avena y centeno; anteriormente la de espelta, que para esto del pan también hay modas.

Recuerdo que en casa no se compró un pan integral hasta que ya fui mayor.Y llegó por prescripción médica, de otra forma dudo que lo hubieran hecho nunca. A partir de entonces siempre había un pan de esta clase, en la bolsa de tela colgada tras la puerta de la cocina. Y es que las piezas integrales por las que suspiramos algunas, no tuvieron muy buena prensa entre la generación de nuestros abuelos. El motivo para rechazarlo firmemente se remonta a  la época de la posguerra. Cuando volvió a popularizarse, corrían los años 80.



Hoy en día, lo comemos por salud, porque lo disfrutamos de verdad o una combinación de ambos. Añadiendo o quitando especias, semillas, verduras, encurtidos y hasta embutidos, las posiblidades son incontables y la sencillez en su preparación; solo una  buena excusa para hacerlo casero. Tengo comprobado que a las personas mayores, si le pones cerca un pan integral, rememoran esa parte de su vida, cuando no podían elegir otro y tenían que comerlo si o si. Y cuando en la mesa haya pan de distintas clases, elegirán el blanco sin ninguna duda.

El de molde es el pan más fácil, no tienes que preocuparte por dar forma ni greñar, el mismo molde se encarga de eso. Si me apuras; la única dificultad puede ser dar con una buena receta para que quede esponjoso, sabroso e increíblemente jugoso. Y esa es la fórmula que te traigo hoy, a la que he llegado tras muchos horneados y ajustes de ingredientes.

Si mi conoces, y crees que no exagero, te pido que lo hagas, vas a quedar encantada.
Es el pan de molde integral más rico que he hecho con diferencia y de momento mi preferido.

            
  
{Para un molde de 30 cms}
150 grs Leche entera
210 grs Agua mineral
35 grs Aceite de oliva suave o girasol
 20 Levadura fresca de panadero
375 grs Harina Integral de trigo
180 grs Harina blanca de trigo
10 grs Gluten
15 grs Sal marina
50 grs Semillas variadas para la masa
2 Cdas Semillas para rebozar

** Si utilizas la harina blanca de trigo de fuerza, no es necesario añadir el gluten. En ese caso, serán 190 grs de harina blanca lo que necesitarás**
** Las semillas las compro bio, son del herbolario: lino, sésamo, pipas y chía.
** El Gluten, también lo compro en el herbolario, el de la marca El Granero está bien y el 1/2 kg no supera los 2.85€.
             

           


- Pondremos los ingredientes en la cubeta de la panificadora, empezando por los líquidos, siguiendo con los secos y reservando las semillas para más tarde.
- Seleccionamos programa de amasado, que dura quince minutos.
- Cuando falten 5 minutos para finalizar, añadimos las semillas para que se mezclen bien.
- Dejamos reposar la masa media hora dentro de la cubeta. Es ligeramente pegajosa, pro si te enharinas las manos la manipulas con facilidad.
- Pasado el tiempo, sacamos la masa a la superficie de trabajo, y extendemos con un rodillo. No hace falta que presiones. No queremos desgasificarla totalmente ni dejarla fina.
- Enrollamos la masa y pellizcamos las juntas para que quede bien sellado el pan.
- Esa parte, la dejaremos en la parte de abajo para hornear.
- Pincelamos el pan ligeramente con agua y extendemos las semillas para rebozarlo. Suelo hacerlo sobre papel de horno.
- Lo haremos rodar por toda la superficie, incluyendo los laterales.
- Aquí, ya bien rebozado.
- Introducimos la masa en un molde alargado, que previamente habremos forrado con papel de horno.
- Esperamos hasta que doble volumen. Tardó casi dos horas.

- Encendemos el horno a 250º durante quince minutos. Pondremos un cuenco con agua en el fondo para que produzca vapor.
- Introducimos el pan, bajando la temperatura a 210º, en la segunda  posición desde abajo y con calor arriba y abajo. Dentro del horno, todavía crecerá algo más.
- En media hora estará listo. Deja 15 minutos antes de desmoldarlo y después lo pasas a una rejilla hasta su total enfriado.

Una vez totalmente frío, lo puedes cortar en rebanadas con un buen cuchillo de sierra.



            
   

 - La masa es un poco pegajosa, pero no añadas más harina, el pan quedará más jugoso así. Cuando la saques de la cubeta, enharínate las manos, podrás manejarla sin problemas.
- Espera unas cuantas horas antes de rebanarlo, si lo hago por la noche; lo porciono por la mañana. Si lo hago de mañana, espero a la noche para hacerlo.
- Para que no pierda jugosidad en el tiempo que esperas a cortarlo, una vez frío, introdúcelo en una bolsa de plástico.
- Congela perfectamente. Pongo las lonchas en una bandeja que quepa en el congelador y voy separándolas con papel film, hago varios pisos y una vez congeladas, las paso a una bolsa de plástico. De esa forma quedan rectas, sin dobleces ni roturas. Solo tienes que sacarlas media hora antes para que descongelen sobre una servilleta de papel, o hacerlo directamente en el tostador.
- Las semillas que se desprenden del pan cuando lo cortas, las puedes reunir y utilizarlas en las ensaladas. Aquí no se tira nada y tienen un sabor riquísimo.

         

  Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días. 
Espero que hasta entonces seas feliz.         

32 comentarios:

  1. Solo con ver el pan que nos presentas nos podemos imaginar lo tierno y sabroso que es. A mi también me gusta más el pan integral que el blanco, sacia más y el aporte extra de fibra es más sano para el funcionamiento del cuerpo. Aunque a nuestros mayores pueda traerles recuerdos de una época negra, lo cierto es que el que ahora se elabora nada tiene que ver con el de entonces. No hay más que ver el tuyo y comprobar cómo ajustas los ingredientes y cantidades al gusto y el esmero que pones en la preparación. Está rico con todo y solo, sin nada, con la compañía de un café me encanta. El que nos traes hoy es el mejor del mundo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Qué maravilla de pan, Nuria!! Me encanta la última foto en la que se ve todo rebanado. Merece la pena hacerlo en casa, sin duda. A mi me ha frenado un poco cuando he leído lo del gluten, me he dicho ¿y de dónde saco esto?, pero ya viendo que lo puedo sustituir si utilizo harina de fuerza y añadiendo un poquito más de cantidad, me ha convencido del todo, pues esta harina, por fortuna la venden de una calidad excelente en el horno que suelo comprar a diario.
    Y mira que merece la pena hacer tu pan de todas, todas. Yo que suelo desayunar con dos tostaditas de pan integral del que venden ya tostado, he dejado de comprarlo y ahora lo compro fresco para tostar en el momento. Y oye, es que todos tienen la maldita grasa de palma. Y mira que yo no me obsesiono mucho con estas cosas, pero una cosa que como a diario no me gusta nada que la lleve, aunque reconozco que puntualmente si que como cosas que la contienen. Primero pensé que la llevaba mi pan tostado porque era una marca blanca, pero nada, mirando en el super todo tipo de marcas, toooooodas la llevaban, y como vi que el pan fresco de molde no lo llevaba, pues ahora saco la tostadora todas las mañanas. Pero si además, ese pan de molde es casero, como el tuyo y se puede congelar, mejor imposible. Deberíamos hacer tu pan todos por ley, je, je. Si es que como lo casero no hay nada. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. UMMMMMMMMMMM que bueno para las tostadas de la mañana¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Hola mi reina de los panes !
    Tiene una pintaza que no se puede aguantar, qué cosa más rica por favoor. Ya me lo he guardado para hacerlo en cuanto pueda que últimamente voy tan liada que no me llega el tiempo a nada.
    Y en cuanto a las fobias del pan de nuestros mayores completamente de acuerdo.
    A mi madre no le des boroña (pan de maíz) porque dice que en su niñez de necesidades era el único que había para comer y que le recuerda a aquellos malos tiempos, ainssssss.........
    Un besazo tesoro.

    ResponderEliminar
  5. No hace falta que me convenzas...si ya se ve lo esponjoso y rico que te ha quedado!! menudas tostadas ricas... con dulce o salado... me imagino lo que disfrutarás de él!! Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Nuria
    En primer lugar darte las gracias por tu ayuda. Eres un sol. Cuando te apetezca volver de visita a Galicia ya sabes donde tienes tu casa, y lo digo en serio, no es una frase hecha.
    De tu receta de hoy decirte que me he quedado enamorada. Me encanta hornear, y este pan tiene que ser una auténtica delicia, las fotos ya hablan por sí solas. Muy interesante lo del gluten, yo ni siquiera sabía que lo vendían aparte, aunque a mí la verdad es que no me hace falta porque la harina que utilizo para este tipo de elaboraciones es una harina de fuerza, con un elevado índice proteico.
    Otra idea genial es la de utilizar las semillas que se desprenden del pan para ensaladas, todo un acierto que nunca se me había ocurrido.
    Un besazo guapa, y muchísimas gracias. Feliz día

    ResponderEliminar
  7. oohhhhh... que maravilla de pan!!
    que chulada maestra.. que por cierto "brujilla" , que pasa , que me has oido o que ? en cuanto he leido lo del gluten enseguida me has dado la solución .. mmm si es que no hace falta que nos vendas tu pan , tiene una pinta expectacular!! no he hecho nunca pan de molde , y todo por culpa de no tener una receta en la cual creer a pies juntillas , pues ale.. ya no tengo escusa y las pepitas pa la ensalá..jaja , eres la caña de España Nuria , si es que tengo que probarlo si o si .. a ver si me quito de encima la obra faraonica esta que estoy haciendo en casa y me pongo al dia con todo que estoy agobiaisima .. y el pan sin dobleces .. vale , lo que tu digas , pero no creo que quedase pa congelar..to pa miiiiii

    un besazo grande grande que te debo una ;)
    voy a ver tus hojaldres de Astorga con tortuga incluida ..jaja
    besitos flor y otro pa la mami

    ResponderEliminar
  8. Nuria ni te imaginas lo que estaría dispuesta a hacer por uno de tus panes, ¡cómo me gustan!
    Yo me conformo con el de la panadería de mi pueblo, que en cuestiones integrales están comenzando a abrir horizontes, y si no los del super, que no tienen nada que ver seguramente con este pan tuyo, pero es que se me hace la boca agua, solo de verlo, y ¿de donde saco tiempo para esto, xD?
    Bueno no obstante, siempre es un placer venir a leerte, pues aunque difícilmente me pondré a panarrear, gozó leyendo como lo explicas.
    Yo me comería esta noche un sándwich de pavo y cheddar, con este rico pan, y un poco de imaginación, que no se lo saltaría un galgo, jajaja...
    Besotes de "oso amoroso" y que lo disfrutéis con placer.

    ResponderEliminar
  9. Qué rico te ha quedado Nuria, me encanta el colorcito, la textura y la miga....tomo nota para hacerlo. Por cierto, si te apetece lo puedes compartir en mi grupo de Recetas Panificadora de Facebook. Un besazo guapa :-)

    ResponderEliminar
  10. No dudes que lo haré, me anoto cantidades ¡y lo del gluten! nunca lo he usado y si sirve para dar ese aspecto tan excepcional lo compro y lo uso fijo. Veremos cómo sale. Ya estoy pensando en encontrar un hueco en mi atareada vida para ponerme con las manos en la masa y nunca mejor dicho ,jajaja. Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  11. Que maravilla de pan Nuria, te ha quedado de escaparate, me encanta hacer pan en casa porque aunque no sea muy allá, seguro que por muy malo que sea más sano que el comprado lo es, lo malo es el tiempo, tengo poco para hacer levados, al estar fuera de casa toda la mañana por la tarde tengo tanto que hacer que no llego ni a la mitad jaja, tu pan como todos me ha encantado, vaya pintaza tienen estas tostas, yo desayunaría como una reina con ellas, que bien te quedan las masas guapa...Bess

    ResponderEliminar
  12. te ha quedado fantástico, que pan de molde ¡¡ que miga¡¡¡ tienes razón ahora comemmos más integral y de toda clase de harina usamos, la verdad es que está genial y si es bueno para la salud aun mejor, además como hecho en casa no hay nada.
    besoss guapaa

    ResponderEliminar
  13. Querida Nuria. Me encanta tu pan. Yo lo tengo que comer integral por obligación, pero es una de las obligaciones que disfruto. Suelo utilizar harina de fuerza y tengo el gluten en un bote aburriéndose. No sé si caduca, pero algo tendré que hacer con él.
    Me gusta el rebozado de semillas y las fotos de corte. Fotografiar un pan o panes no es tan sencillo.
    Me llevo una o dos rebanadas para comerlas con aceite del rico.
    Muchos besos y gracias por compartir tu receta.

    ResponderEliminar
  14. Hola Nuria, ahora un buen pan intgral me encanta, lo difícil es encontrarlo bueno en las panaderías. Yo hago uno de espelta integral que nos encanta y sobre todo a mi hija ELisa. Tener pan conjelado siempre es un acierto, nos sacan de más de un apuro y simepre lo tenemos a mano. Ya está guardada la receta que éste lo veo fácil para mí. Aún está esperando el pan con masa madre, pero no dudes que caerá!! Un beso preciosa!!!

    ResponderEliminar
  15. Mi niña, si ahora mismo me dicen que acabo de entrar en una boutique del pan, me lo creo a pies juntillas ¡vaya maravilla que ha salido de tu horno!
    Me das una envidia... y lo digo porque a mí me encanta el pan, soy de esas personas que prefiero menos comida y doble ración de pan, no lo puedo remediar.
    Y el tuyo es una verdadera tentación.
    Siempre que leo vuestras recetas, me digo, Kasioles, te tienes que lanzar e intentar hacer un día un pan, pero se van pasando los días y nunca me he atrevido.
    Con tu permiso copiaré tu receta, tiene que ser una maravilla comer una rodajita de las tuyas.
    Abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
  16. Nada como el pan echo en casa ,seguro que en casa no dejarian de hacerte la ola, pintaza tiene, por que no puedo que si no ya mismo estaba dando cuenta de un trozo a mi no me haria falta congelarlo me lo comeria todo en dos dias jis jis .
    Te libras de que no estemos mas cerca por que si no me tenias en tu casa dia si y dia tambien.
    Como siempre receta y fotos son de 20 points.
    Bicos mil wapisimaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  17. Mi querida panadera, y de las buenas, que pan integrar mas rico y perfecto has hecho, los ingredientes ya me llaman la atencion, y ese toque de la leche le tiene que dar un sabor superior, como me ha gustado leer lo de la bolsa del pan detras de la puerta de la cocina tal y como estaba en mi casa y en la de mis abuelos, que bonitos recuerdos, y cuanto me gusta pasar a visitarte por que siempre salgo con buen sabor de boca , por tus recetas y tus preciosas entradas. Mil besicos mi Reina te quiero

    ResponderEliminar
  18. Espectacular Nuria!! Es increíble lo prefecto que te ha quedado. Debe de ser un gusto tremendo comerse una rebana de esta pan con una estupenda mantequilla de calidad.Te felicito! tienes unas manos que valen oro ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Definitivamente me llevo tu receta, si hay algo que quiero hacer bien es el pan y me gusta mucho todo lo que le pusiste al tuyo,
    Bs!

    ResponderEliminar
  20. ¡Nuria reina, que este pan te ha quedado de lujo!

    Me siento muy identificada con lo que cuentas. El pan integral no tenía muy buena prensa. Muchas veces cuando era pequeña le decía a mi madre que por qué no compraba ese pan "más oscurito" y me decía que era un pan muy feo, que sólo se comía si estabas malito o a dieta... Recuerdo escuchar conversaciones de vecinas en las que se compadecían de aquellas a las que el médico las había puesto "a plan" y tenían que comer pan integral ¡parecía que aquello fuera peor que comer cartones!

    Tanto te meten el miedo en el cuerpo que te piensas que el pan integral es lo peor ¡y nada más lejos de la realidad! Cuando lo probé me pareció delicioso, muy sabroso y nada reseco como me habían hecho creer. De hecho hasta hace no mucho tiempo pensaba que los dulces con harina integral quedaban secos y ahogadizos cual polvorones en pleno mes de agosto y me sorprendí muchísimo con los primeros muffins que hice con esta harina (fíjate si me marcó que recuerdo perfectamente la receta con la que me estrené)

    Ahora en casa tomamos pan integral siempre que podemos por su alto contenido en fibra que me viene estupendamente y me encanta. Casero nunca lo he hecho, y el tuyo me llama mucho la atención con esa mezcla de semillas ¡me guardo la receta!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  21. Hola Nuria! Qué pan más rico y más bonito también te ha quedado! Aun no he probado en hacer pan de molde, hago pan pero de molde nunca. Estoy planteándome muy en serio lanzarme y viendo la pinta del tuyo creo que no voy a tardar ;) La de sándwiches ricos me haría con estas rebanadas mmm! Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  22. Te ha quedado increíble!! Madre mía, qué esponjosito, qué miga y qué bueno debe de estar =)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  23. Hola amiga.
    Me ha encantado tu pan moreno, que tiene su vida propia nada mas mirarle...Yo tambien he publicado mi pan, pero en este caso con harina blanca.
    Me ha encantado cuando he leído lo de la bolsa de pan detrás de la puerta...que curioso y que coincidencia mas generalizada no?.Yo recuerdo que en casa de mis padres ese era su sitio hasta que salio la moda de las paneras...Que recuerdos...
    Felicidades y besos

    ResponderEliminar
  24. Me has convencido, lo tengo que hacer. En mi casa siempre he visto pan integral, mi abuelita lo compraba y e encantaba, ahora soy yo la que prefiere este tipo de harinas.
    Me ha llamado la atención que le hayas añadido gluten, ni sabía donde se compraba. Gracias por la explicación.
    Para nada has exagerado ¡solo hay que ver las fotografías!, para comprobar que te quedó divino.
    Te paso nuevamente el enlace de "Mi Camino De Santiago", a ver si ahora hay más suerte: https://lostelaresdesil.blogspot.com.es/p/mi-camino-de-santiago_30.html
    Besitos Nuria

    ResponderEliminar
  25. Solo puedo decirte que como panero declarado que soy me apunto a cualquier novedad que sobre la materia descubra y el que hoy nos presentas me resulta del todo irresistible aún más si cabe, por el aporte de semillas que es algo que me pirra como si fuese un loro cualquiera. Así tan laminado como lo has presentado, se me ocurre estando en plena Cuaresma, dejarlo "envejecer" y hacer unas torrijas semintegrales con todas sus semillas a cuestas. Gracias por compartir esta delicia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Ultimamente me ha dado por la composición de los alimentos, ya sabes... el caso es que el pan de molde comercial no es nada bueno. Mogollón de azúcar y aditivos, etc, etc. Al final acabaré comprando una panificadora,lo veo venir, aunque no tengo ni idea de usar esos chismes pero mientras amasen y no dependa de mi pericia creo que la cosa funcionará, digo yo... aunque por supuesto te daré la lata mundial que para algo eres la experta, jajaja. Menudo pan rico has hecho, con esas semillitas tiene que ser una delicia untarle cualquier cosa o simplemente tostarlo, no? Una crack como siempre.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  27. me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa :) en mi casa tampoco se compró en tiempo ni en después, pq nunca lo compran :( mi abuelo si que lo compraba, compraba una pequeña seleccion de panes, nunca lo oolvidaré, integral, de centeno y el normal :) y yo lo he heredado. Me ha emocionado tu entrada, me ha traído muchos recuerdos. Oye, me he reído lo que no está escrito con el comentario que me has dejado en mi blog de la entrada de Londres,lo de la sonrisa de diego, mira q risa se lo dije y le salío una sonrisilla (será creído) ajaajajajjajaaaa, eres muy graciosa me encantas. Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  28. En Mallorca es típico el pan moreno pero también tenemos pan integral, a mi particularmente me gustan los dos pero lo reconozco, soy más de pa moreno, que antiguamente se hacía con harina de xeixa pero al "desaparecer" ésta se sustituyo por otra que los panaderos llaman de harina de sopes.
    Recuerdo una vez que hablaba con mi madre del pan que comían con la libreta de racionamiento, ella me dijo que les tocaba un panecillo de maíz por miembro de familia, que mi abuela lo odiaba y que los demás se comían pues no había otra cosa. Uno de mis tíos trabajaba en una "Posesió" que es como una granja típica mallorquina, allí se elaboraban su pan, y él le llevaba un poco a mi abuela, ese si era de xeixa.
    En fin, cosas de la vida, ahora podemos elaborarnos pan en casa de buena calidad y muy rico, menos mal que avanzamos, jajajaja.
    Muy buena receta guapa.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Ohhh que bueno que se ve, yo no lo he hecho nunca sólo integran, así que tu receta va directo a pendientes.
    Y a probarlo!! Es verdad que verlo recuerda a las abuelas al menos a mi en su casa siempre había de este.
    Un besazo mi niña

    ResponderEliminar
  30. Te ha quedado un pan fantástico, en casa tambien consumimos integral, tendré que probarlo, la pinta es requetebuena.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  31. A mi me encanta el pan integral, de hecho lo consumo desde hace muchísimo tiempo, lo encuentro mas sabroso que el blanco. Siempre digo lo mismo pero, el pan es una de mis asignaturas pendiente.. hoy mismo mi padre me ha pasado una receta para hacer pan en casa, a ver si me animo porque se que me gustará. Tu pan ha quedado delicioso, que pinta mas rica tiene.

    ResponderEliminar
  32. Este pan integral se ve buenísimo, me guardo la receta!
    Saludos!

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?