6 de marzo de 2017

Tallarines con Lombarda

     

Hay comidas que están muy ricas, pero tienen un aspecto poco agraciado y son complicadas de fotografíar.
Estos tallarines con lombarda y zanahoría sin ir más lejos. Me encantan, pero como el color no es el más atractivo que digamos, cada vez que los hago; los dejo relegados sin posar para el blog por feos y sencillos. Y si, vale, con los ojos también se come . . . pero si me das un voto de confianza, aunque no sea el plato más atractivo del mundo, te aseguro que están bien ricos. Y qué porras, que los feos también tienen derecho a salir en la foto ¿no te parece?.

Ya te he contado en anteriores ocasiones, que cuando cuezo col o coliflor lo tengo que hacer a traición, con alevosía mientras duermen. Y en cuanto despiertan no dejo de oír de forma machacona, lo mal que huele según ellos a pedo atómico, ayy se me escapó . . . y voy abriendo ventanas y puertas para aliviar los finos olfatos. Cuando la hago refrita nadie dice nada; así no molesta, nadie protesta. Y encima se lo comen, así que si, este plato merece los honores de estar en el blog.
         


Si eres de las que como yo, te criaste pensando que los macarrones iban siempre sumergidos en tomate frito, y hasta que no creciste, no fuiste consciente que la pasta se puede comer de millones de formas diferentes, te aconsejo que no salsees tanto, y que las acompañes en plan verdulera, de todo lo que se te ocurra. La pasta te lo agadecerá, aunque alguna futura lorza, se enfade un poco por quedarse en proyecto. Que tenemos las torrijas,  más torrijas, los rosquillos y los pestiños a la vuelta de la esquina, y hay que ir haciendo hueco. Ya sabes el refrán: " Mujer previsora, vale por dos".

La lombarda es de las pocas cosas moradas que entran por la puerta de casa. No soporto ese color en ningún objeto decorativo, textil, pintura de paredes, ropa ni complementos. Una manía/trauma que me acompaña desde la infancia y que he contagiado a todos los que están a mi alrededor. Y aquí puedes levantar el dedo, que la que más y la que menos, estoy segura que también tiene alguna, manía . . . digo.

                
 { Para dos personas }

200 grs Tallarines
2 Zanahorias medianas
200 grs Lombarda
200 grs Tomate triturado
1 o 2 guindillas
 6 Pepinillos en vinagre o 2 Cdas de Alcaparras
4 Cdas Aceite oliva virgen 
Sal  marina al gusto


      

- Añadimos dos cucharadas de aceite en una sartén, el tomate triturado, la sal y la guindilla. Si estamos en época, que sea natural rallado, pero ahora mismo los de lata, están mucho mejor.
- Tapamos y dejamos a fuego lento hasta que se haga. Tardará unos veinte minutos. Moveremos de vez en cuando para que no se pegue al fondo.
  

- Mientras, rallamos la zanahoria por la parte más gruesa, y partimos la lombarda en juliana.
- Añadimos en una sartén dos cucharadas de aceite y la verdura, a fuego bajo lo rehogamos todo hasta que esté a nuestro gusto.
- Salamos.


- En un caldero profundo, pondremos agua con una cucharada de sal y esperamos a que hierva para añadir los tallarines.
- Para calcular la ración de cada persona, cogemos un puñado de pasta, y cerraremos la mano, si lo hacemos sin esfuerzo, esa es la cantidad. Viene a ser 100 grs.
- Una vez cocidos, colamos y reservamos.


- Para montar el plato, primero pondremos un fondo de tomate frito, la lombarda alrededor del plato y los tallarines sobre el tomate.
- Cortamos los pepinillos en rodajas y las colocamos sobre la pasta.
  

     ¡¡¡  Listo  !!!


Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Hasta entonces, se feliz.

31 comentarios:

  1. ¡¡Hola Nuria!! ¡¡Cómo te entiendo en lo de fotografiar platos poco fotogénicos!! Creo que los blogueros somos los que más te entendemos, pues seguro que nos ha pasado ha todos, y no una, ni dos veces, pero como bien dices, lo importante es que esté bueno, más allá de las fotos. A mi me han quedado, a veces, fotos que me han gustado mucho, pero he terminando borrando, porque a la hora de probar la receta me ha decepcionado, así que no sólo vale la estética.
    Yo no tengo problemas con el olor de cocinar ni la lombarda ni la coliflor, por la siguiente razón de que casi nunca las cocino, pero si que las consumimos crudas, ¡¡me encantan así!! Eso si, como te imaginas, van siempre en ensalada, pero como ensalada es para todo el año, da para mezclar los ingredientes que se deseen.
    Eso si, no sé si me reñirían los italianos al poner estos tallarines con la lombarda en crudo, pues una vez hice para el blog una receta de unas pechugas envueltas en tallarines y por eso de la foto y que tuviera un poco de color, le puse una cama de lechugas y tomate cherry, ni te cuento, una italiana que me seguía, me dijo que la pasta nunca, nunca, se acompañaba de ensalada en el mismo plato, que me lo perdonaba porque era yo, ja, ja. Seguro que a ti también te lo perdonaba, porque al haber pochado la lombarda, a eso ya no se le puede decir ensalada, ¿no? Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Esperando en la consulta, te leo. Menudos olfatos tan finos. En casa tengo uno igual. Ya paso de él y cocino col o coliflor cuando toca.
    Es verdad que no es un plato fotogénico, pero a tí, tampoco te ha quedado feo. Si además, está tan bueno, te felicito por darle por fin protagonismo.
    Me pongo a escribir mi epístola en cuanto respire un poco. Hoy es día de consultas.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Nuria pues a mí dame toda La Pasta que quieras, que me vuelve loca, y si es con col morada como si me la pones sola. La lombarda me encanta, pero precisamente porque no pierda ese precioso color, siempre la como cruda en las ensaladas, y nunca me falta en el frigo una pieza, a la que voy sacándole un par de hojas cada día, la corto en juliana súper fina y me dura un montón sin estropearse.
    Por cierto el morado no es mi color favorito, pero creo que los hay más horribles y patéticos como el verde lagarto, el naranja butano, o el celeste chillón, en fin que todas tenemos nuestras neuras, y mejor que la paguemos con los colores, que no con otras cosas, jajaja...
    Así que me llevo con mucho gusto, al recién estrenado "El Club de la Buena Pasta" en Google+ para llenar la blogosfera de platos extremadamente deliciosos, con los que podamos perder el sentío de puro placer.
    Besos ni niña, y allí nos vemos.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que la imagen te ha quedado de lo más apetecible. Y una pasta acompañada de verduras es un plato sano y equilibrado, además de muy rico, perfecto como único antes de las torrijas y los buñuelos. Ésta época del año es la que más me gusta por la gastronomía que destila, aunque más de una vez nos tengamos que poner el freno. Iremos empezando por tu menú y después ya veremos que sigue.
    un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola mi Nuri !!!
    Pero si han salido unas fotos de diez, bien bonitassss !!!
    La lombarda y el repollo son de las verduras que menos cocino . En casa no les gustan y a mi tampoco me entusiasman, la verdad sea dicha, incluso me caen un poco fuertes cada vez que las como , sin embargo, si me lo pones delante, te aseguro que me lo comería sin rechistar.
    La idea es perfecta y sí, yo también me crié pensando que la pasta solo se comia con salsa de tomate y poco más jajaja....A Dios gracias que nos hemos espabilado, verdad ?...
    Un besazo y feliz semana mi niña.

    ResponderEliminar
  6. que receta más original y muy colorida.
    Gracias por visitarme y comentar. besos

    ResponderEliminar
  7. Buenisima idea la de estos tallarines con lombarda, tienen que estar de lujo.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  8. Pues qué quieres que te diga, me has convencido. Haremos este plato de pasta, precisamente cuento con lombarda, de lo demás tengo siempre, así es que si quiero puedo. Ya veo que no te gusta el morado, a mi sí, pero en las verduras, en lo demás procuro soportarlo. Nunca pensé en la combinación que has elegido para tu plato y pienso que debe estar rico de verdad. Besitos guapísima.

    ResponderEliminar
  9. Siii siii... por fin se te soltó la lengua!! jaja , el pedo atómico
    casi me partoo .. ni te cuento el dia ese que tu sabes muy bien en casa de la Inma con el otro pedo
    que risa por diosss jaja .. es lo que tienen estas pobrecicas , ahora señora mia , no sé de que te quejas
    con las fotos porque me han encantaooo !! esta presentación tan chula solo puede venir de una tia con gusto como tu!!
    me apunto este plato guapiiisima , que tiene un color de primavera que no hay quien se le salte !!
    un abrazo guapetona hoy te mando un besazo atómico!!! jaja

    ResponderEliminar
  10. Pue para que veas nunca pude ver el morado, y menos en ropa, nunca me compro nada morado,, es un color al que le tengo manía, me parece un color de curas jaja, es cierto que hay platos que yo al menos no soy capaz de sacar su lado bueno, y a lo mejor son los mejores, pero eso es lo de menos, a ti las fotos te han quedado bien bonitas y el plato tiene que estar delicioso, y hablar de olores eso son palabras mayores, te mando a mi hija por si tienes poco y ya veras tu jaja...Bess

    ResponderEliminar
  11. Deben estar muy buenos. Es una receta muy original que te voy a copiar.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hola!! A mí dme todas las coles y coliflores que quieras, las puedes cocer al lado mío que no me importa y menos mal que a mi "family" no le incomoda. Te cuento , que es cierto lo que dices, mi madre nunca hizo macarrones o cualquier otra pasta que no fuera con tomate, cuando yo empecé a cocinar, claro está, en mi casa pues en la suya cocinaba ella, fui haciéndola de otras maneras y ella también pero sólo con nata. La lombarda , la probé por primera vez en casa de mi suegra, era madrileña y ya sabes que en Madrid es muy típico. Desde entonces la hago en casa y de mil formas diferentes, no sólo como ella la hacía, rehogada con ajos.
    A mí me parecen unas fotos estupendas, la idea de combinar la col con la pasta es genial y me ha llamado la atención poner tomate , eso no se me habría ocurrido. Y mira por donde, a mí sí me gusta el morado, en toda su gama, me encanta!!! Ya sabes:" el lila , a los tontos espabila" , jajajaja!!
    Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  13. Muy buena combinación, no he comido la pasta nunca así y me parece muy buena opción. Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Por Dios, Nuria,me encanta la lombarda pero no la he probado nunca así, con pasta. Es perfecta combinación...
    Agradezco esta sugerencia.
    Mi manía es para el color amarillo...😉 que cosas!!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Nuria!!
    Hay que ver lo que aprendo contigo, en mi vida se me habría ocurrido mezclar estos ingredientes con tallarines y mira que soy de hacer variaciones.
    Esta la tengo que hacer si o si.
    Ya te contare como me sale.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  16. Nuria!! que´rico plato... y no digas que feo de color!! Me encanta y no sabes lo buena que es la lombarda para nuestro organismo!! Vaya platazo, de verdad, me ha sorprendido, por su sencillez y por lo bueno que tiene que estar, seguro!! Vamos, que tengo una lombarda en el cajón de las verduras y ya sé que hacer con ella!! Por cierto, es la semana de la pasta o algo por el estilo...? porque acabo de visitra 3 blogs, entre ellos el tuyo y todas habéis cocinado pasta... creo que yo también me voy a tener que poner a hervir agua...

    Besos guapa y muchas gracias por la idea.

    ResponderEliminar
  17. Se ven muy ricos y originales tus tallarines, un plato delicioso y como siempre tus fotos hablan mas que mil palabras!
    Bs!

    ResponderEliminar
  18. La verdad es que por la vista la comida entra aunque luego no haya quien se la coma en algunos casos jajaja ,te entiendo perfectamente muchas veces no fotografiamos platos que estan bien ricos por lo mal que quedan en la foto como suelo decir la foto no les hace justicia aunque los ingredientes lo dicen todo.
    Mi hijo y yo nos comemos la pasta de cualquuier forma y ahora que lo dices hace muchooooo tiempo que no la preparo con salsa de tomate por que esta tan rica con otros ingredientes sin ser tomate .
    Tus tallarines con lombarda se ven de relujo y como me gusta no dudo lo mas minimo que esten de muerte relenta no lo siguiente.
    Una pena no poder meter el tenedor por que daba buena cuenta de un poco.
    Por cierto en mi casa tambien son muy finos con el olfato .
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola guapetona! Estoy contigo en muchas cosas, pero en lo concerniente a la entrada de hoy o post que diria un anglosajón te cuento dos cosas: también soy de los que crecí metiéndome entre pecho y espalda platones de pasta (macarrones sobre todo) con tomate, una y otra vez y mil veces más, poco se estiraban mis tías en artes culinarias a la italiana y aún así, sigue siendo la forma preferida de comerlos. En el segundo punto del día, tienes mi total apoyo en lo que al color morado respecta, a no ser lombarda o túnica de nazarenos de Nuestro Señor del Gran Poder, he dicho. Por lo demás, por supuesto que los feos tenemos derecho a vivir y demás y este plato me resulta de lo más nórdico y bien parecido. Así que me gusta y punto.
    ¡¡Un abrazo y feliz semana !!

    ResponderEliminar
  20. Hola Nuria
    Que quieres que te diga, yo no le veo al plato nada malo, como tu dices no todos son llamativos a la vista, pero luego de sabor son muy ricos. Con la coliflor me pasa igual que a ti, jaja, mis hijos se atrincheran en sus cuarto hasta que se puede respirar oxígeno según ellos, jaja.
    Bueno, a mi particularmente el plato me gusta, se ve sencillo y tiene que quedar rico....por otro lado tienes toda la razón del mundo, ya mismo nos estamos atiborrando de los estupendos dulce de la semana santa, jeje, hay que buscar platos más ligeros pero no por ello menos ricos.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Es verdad que se come a veces por la vista, es un dicho conocido. Pero en tu caso no debes preocuparte, te ha quedado genial. Y debe estar buenísimo

    ResponderEliminar
  22. Hola Nuria
    No estoy de acuerdo contigo en lo de que el plato no es fotogénico. A mí me gusta como queda. El contraste del colores es visualmente atractivo.
    En cuanto al sabor, me imagino que estará muy rico, porque la combinación de verdura con la pasta suele dar buen9s resultados. Nunca acompañe mis platos de pasta con lombarda, pero cualquier día pruebo porque me ha gustado la idea.
    Por cierto, el color morado no es mi preferido, aunque detesto más otro, por ejemplo el verde ^-^ Cuestión de gustos, para eso pibtan colores, verdad?
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  23. Como te entiendo con lo de que hay platos ricos difíciles de fotografiar!!! Así tengo yo unos cuantos. Pero éste en concreto creo que te ha quedado muy bonito, así que no es el caso. Además lo veo muy sano, perfecto para la operacion bikini que ya está aquí. Muaks

    ResponderEliminar
  24. ajajajjaajajajajajajajajajajajajajaj qué bueno! a pedo atómico jajaajaa, ay me partooo jjjjjj pues sí pero te diré que no estoy de acuerdo con que son feos, yo los veo bien fotogénicos hija, para poco fotogénica la sopa de ajo, parece agua de lavarse los pies con trozos de algo. Me han encantado, creo que te los copio, vivan los guapos y los feos, pero estos son guapoossssss

    ResponderEliminar
  25. Hola!! pues sin ir más lejos un plato espectacular. Ya la lombarda tiene un sabor único, al menos para mi, me encanta. Ahora, nunca la he probado combinada con pasta, lo haré, esto tiene que estar tremendo. Un beso y muy buena semana ;)

    ResponderEliminar
  26. Hola Nuria, y digo yo: ¿pero que berrinche te cogiste con el morado chiquilla? jajaja.
    Pues te voy a decir una cosa. Para mi gusto el plato tiene una pinta genial y el morado de la lombarda le da vista al plato. Te lo digo en serio. Comparto tu idea de que la pasta no tiene por que estar siempre acompañada de una salsa y que hay verduras que le van genial.Bueno, y si le añadimos un mojito verde por encima... al igual...
    Un saludo, Manolo.

    ResponderEliminar
  27. Nuria, reina, perdona por no pasar antes por tu cocina, pero voy de culo desde el mes de febrero.

    El plato no es tan feo, eres pelín exagerada, y las fotos son bonitas. Vale que no resalta tanto como otras recetas pero no está tan mal, de verdad.

    En casa mi madre nunca hace pasta. Cuando fuimos creciendo, a base de insistir, a veces la preparaba, pero ni mi padre ni ella comían, como si fuera un plato "demasiado moderno" y después era algo que preparaba yo (que tenía mejor mano, y mi madre se enfadaba cuando mi hermano sin haber visto quién había hecho la comida acertaba con sólo probar el plato de pasta si era obra mía o de ella ja ja ja ¡qué mosqueo se pillaba mi madre!)

    Por suerte fue durante poco tiempo que comimos los macarrones bañados en tomate frito como se veían en televisión, pero sé perfectamente a qué te refieres porque en casa de mi marido se comía (y se sigue comiendo) la pasta hervida, escurrida, puesta en el plato y bañada en tomate o alguna salsa de bote de supermercado.

    En cuanto a las manías... mejor no entro. Mi marido te diría que soy la mujer más maniática del mundo. Y tampoco será para tanto que no pueda comer si el mantel está arrugado o torcido, que tenga que ponerle a cada prenda las pinzas de la misma forma y del mismo color cuando tiendo, que no soporte que las bolsas de snacks, galletas o similares, los paquetes de pasta o arroz se abran por la base... y hasta aquí voy a leer hoy que está bien guardarse algo en el tintero ja ja ja

    Por supuesto te doy ese voto de confianza que pides y me guardo tu recetita

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  28. Hola Nuria!! Te entiendo muy bien con las fotos, soy perfeccionista y un poco maniática quizás ya con las fotos pero es verdad que hay platos que no hay manera de que salgan bien en foto! Y qué pena sabiendo lo ricos que son... Pero no es el caso de tu plato, quiero decir que yo le veo bastante atractivo, será también porque yo no tengo ningún trauma con el morado jajaja!! Un plato de pasta para mi siempre es atractivo porque me chifla! Tu receta es muy original, suelo comer la pasta con salsa y mucho (muchísimo) queso pero tu propuesta es saludable y de vez en cuando me vendría fenomenal comer la pasta más light jeje! Se ve super rico ;) Un besote fuerte!! Y no te preocupes por las fotos, yo las veo estupendas 👌

    ResponderEliminar
  29. Yo no se donde le ves tu lo feo al plato...yo lo veo muy resultón...será porque a mi la lombarda me encanta a pesar de que huela a pedo...jajaja. yo suelo poner mucho la pasta con verdura, sin ir mas lejos, mañana tengo unos espaguetis con verdurita muy manchegos...y me gustan mas que con la carne picada... te los recomiendo!! Besos guapa que estos me los guardo !!

    ResponderEliminar
  30. Nuria querida, creo que tu propuesta de pasta con vegetales es muy tentadora. ¿No sé de dónde sacás la idea, mujer, de que el plato se ve feo o poco atractivo? Yo lo encuentro estupendo porque es una muy buena combinación de sabores y de nutrientes al complementar la pasta con vegetales bien saludables y sabrosos. Además, el repollo morado (como llamamos por aquí a la col lombarda) me encanta y lo utilizo bastante para cocinar. En casa, por fortuna, nadie se queja de los olores de la cocción de la coliflor o de las coles porque a todos nos encantan de la forma que sea.
    Te mando un beso grande y te deseo un estupendo fin de semana.

    ResponderEliminar
  31. Es curioso lo de las manías, cuanto más vieja más maniática, jajaja. Yo tengo unas cuantas, no me condicionan la vida pero me molesta cuando tengo que tragármelas, ya me entiendes... de colores no soy muy maniática aunque no puedo con el rosa para la casa pero me parece un color bonito para vestir en verano... en fin, a tu plato no le encuentro ninguna pega... salvo que no lo puedo comer que no es poco!! Las fotos están geniales, dejate de tonterías... siempre me parece super apetecible todo lo que publicas aunque no me guste, jajaja, y eso dice mucho de tí.
    Un beso preciosa, que tengas un buen finde y que comas a gusto!!

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?