20 de febrero de 2017

Bollos Sevillanos: Ole Ole y Ole



Hace bastante tiempo que le había echado el ojo a estos bollos.
 Y el empujón para hacerlos sin que lo sepa, me lo ha dado una querida amiga bloguera.

Lo curioso, es que ella nunca amasa en casa, ni mete las manos entre harinas, más allá de las ricas pizzas que prepara. Es de las que coge su bolsa de tela y con el salero que le caracteriza, se llega al obrador del pueblo para comprar la pieza que le apetece ese día: bollo, mollete, viena, telera . . . o un pequeñito integral, que nos tenemos que cuidar.

Y ahora viene la cuestión ¿cómo me ha dado el antojo? pues porque cuando publica su entrada cada fin de semana, casi siempre hay un rico pan asomando al lado del plato. En ese momento me convierto en miembro honorífico del club "Culo veo, culo quiero" y como por estas latitudes ese pan no se estila, o hago yo el bollo; o me mojo las ganas en el café del día.

Así que decidí ponerme a estudiar el asunto, y aquí traigo tan rico producto. Si no has comido nunca un pan de este tipo, te aseguro que es una delicia por dentro y por fuera, y aunque sevillano lo veas y fama de exagerados tengan, no lo hacen cuando aseguran que esa miga y ese crunch-crunch de la fina corteza está que "quita el sentío".
        

¿Todavía no sabrás de qué amiga se trata? Aún te hago esperar un poco más. Tiene ella un grupo muy particular: El Club de la Tortilla Perfecta. Y es que lo de batir huevos, añadir variados y ricos ingredientes, y cuajar bien la tortilla; lo hace con mucho arte y más pericia. Podrías visitarla durante un mes, y no repetir tortilla, tiene tantas publicadas que se pueden contar por docenas, como los huevos de sus gallinas.

Cuando le comento en estas ocasiones, con cariño y entre risas, siempre le concedo un título: "Tortillera Mayor del Reino", y aunque puedas pensar en un primer momento, en el sentido de la palabra que todos conocemos, aléjate que no van por ahí los derroteros. Pero aquí me otorgo el poder de añadir a la palabra Tortillera, el significado que yo quiero; que no es otro que la maestría que demuestra Concha entre vuelta y vuelta, tortilla que aquí te dejo.

Mi querida Concha, si por hacer cosas en la cocina nos molestamos con la acepción de las palabras. Hoy que me dediqué a los bollos ¿Seré la Bollera Mayor del Reino? Y qué me importa lo que piensen los mal intencionados si con eso, tan buen pan me como y almuerzo. Por el saber popular me decanto: No ofende quien quiere, sino quien puede. Y a estas alturas de la vida, te aseguro que las boberías ni me molestan, ni siquiera pestañeo.
Tú sigue alegre y feliz con tu Ricardo. Y yo con . . . ya otro día te lo cuento.

           


100 grs de Masa Vieja ó Masa Madre (según preferencia)
225 grs Agua (con 200 tuve suficiente)
250 grs Harina de trigo candeal
200 grs Harina de trigo todo uso
2 grs Levadura seca de panadero
12 grs Sal marina 
** La Masa Madre, es un fermento natural compuesto tan solo de harina y agua. No lleva ningún tipo de levadura añadida, es fácil de hacer y le aporta al pan un sabor inigualable.
** La Masa Vieja, es un trozo de masa que se guarda de una elaboración anterior y que se agrega a la masa del nuevo pan. Si por ejemplo hago pan hoy, pues a esa masa, le retiro un poco, como unos 200 gr si es para un pan grande de un kilo de harina, y la guardo en el frigo para el día siguiente o para el otro. Como esa masa está vieja y sobrefermentada, el nuevo pan queda con un olor y un sabor diferente, al pan de los de antes.
** La Harina Candeal procede del trigo del mismo nombre. Con esta harina se hace el Pan Candeal. Y este tipo de bollos, tan ricos del sur.



- En un cuenco añadimos la masa vieja y la harina candeal, junto con el agua.
- Mezclamos bien y dejamos reposar durante un hora. Se queda  hecha una papilla.
 - Pasado el tiempo, volcamos el preparado anterior en la cubeta de la panificadora.
 - Agregamos el resto de ingredientes: Harina todo uso, sal y levadura, sin que lleguen a tocarse.
 - Seleccionamos el programa de amasado, solamente amasaremos cinco minutos.
 - Dejamos la masa descansar otros cinco minutos y volcamos sobre la mesa de trabajo.
 - No añadas harina ni aceite para estirarla. Es una masa dura, de baja hidratación y no se pegará.
 - Divimos en porciones de 175 grs. Saldrán 4 piezas, y la más pequeña, la vuelvo a dejar en el bote de masa vieja que tengo en el frigo, para el siguiente pan.
 - Ahora empezamos el importante proceso de refinado: Estiramos cada porción en forma de lengua, después plegamos como un sobre. Primero un lado, después el otro, y giramos 90º.

  - Esta operación la repetimos diez veces. Procura no apretar demasiado con el rodillo para que la superficie de la masa no se te rasgue.
 - En el último refinado, una vez estirada la lengua, la enrollamos sobre si misma y formamos de igual modo las otras piezas.
 - Colocamos en una bandeja, fuera de corrientes y dejamos reposar hasta que casi doble volumen. No más de una hora, para no crea burbujas. La miga tiene que quedar prieta. Donde crecerá finalmente es en el horneado.
- Pasado el tiempo, presionamos ligeramente para desgasificar.
 - Empezamos a enrollar la masa y presionando bien para que la miga no presente agujeros una vez horneados. Es lo característico de este pan, la miga apretada pero muy jugosa. Lo puedes hacer con un rodillo o las manos.
 - Seguimos enrollando, hasta llegar al final.
  - Ahora hay que sellar muy bien el bollo, para que no se abra en el horneado. Pellizcaremos bien de punta a cabo y dejaremos el cierre en la parte de abajo. 
- Rodamos el bollo con las dos manos y si queremos le formamos los extremos como si fuese un caramelo, dejando pequeñas puntas.
- Tiene que quedar una pieza gordita, estos bollos son más barrigones que largos.
 - Cuando hayamos formado todos los panes, le hacemos el greñado. Tiene que ser profundo, de un centímetro al menos.
 - Encendemos el horno y precalentamos a 250º con una bandeja llena de agua en el fondo, para generar vapor.
 - Pasados 20 minutos, mira cómo se ha abierto el greñado que le hicimos. El calor del horno, hará que coja la forma tan característica que tienen los bollos.
 - Introducimos los panes a media altura, durante 10 minutos a 230º. Pasado ese tiempo, abrimos y sacamos el recipiente del agua. Tranquila con la maniobra, no afectará al horneado. Bajamos la temperatura a 210º durante 20 minutos. Algo más si te gustan más tostados.
- Enfriar los panes sobre una rejilla.

 ¡¡ Listo !!

      

Tengo que perfeccionarlos, lo sé, y aunque he hecho ya unas cuantas hornadas de bollos, siempre pienso que pueden quedar mejor. Pero estoy contenta con el resultado, por eso te los enseño.

Fuente de la receta: Un pedazo de pan y Sweet & sour. Sin sus buenas y detalladas explicaciones, no hubiera podido hacerlos. Os los recomiendo.                    


Nos vemos en unos días. 
Hasta entonces se feliz, o al menos, inténtalo.

    42 comentarios:

    1. Qué maravilla Nuria!! Conozco estos bollos ya que soy de Sevilla. Son perfectos para mojar en las salsas y comértelos con un buen plato de garbanzos jajaja
      Aún estoy sorprendida viendo las fotos y viendo el resultado tan perfecto que has tenido. Mis felicitaciones!!

      Un besote!!

      ResponderEliminar
    2. Si unimos la bollera con la tortillera, nos salen unos bocatas de escándalo. Con ese pan tan rico y la variedad de tortillas que hay en el blog de Concha, nos íbamos a poner las botas. Sería una idea estupenda que un dia hiciéramos una celebración de este tipo, comeríamos, reiríamos y sobre todo hablaríamos.
      Te felicito por esos exquisitos bollos que has cocinado, cuando te pones, te pones y hasta que no consigues lo que te propones no paras. Por eso eres de las mejores blogueras cocineras.
      Un beso.

      ResponderEliminar
    3. ¿Perfeccionar? ¡¡Pero si están divinos estos panes!! ¡¡Qué forma tan original que tienen!! Es que Concha es mucha Concha, es cierto, nos enseña de cada pan que terminamos babeando. Y aprendiendo nuevos panes, porque eso de las regañás, no lo había visto ni oído en mi vida, y un día cuando fui a la ciudad vi esos panes en el Corte Ingles, y claro, enseguida pensé en Concha, apunto estuve de enviarle una foto vía whatsapp, ja, ja, para que viera que en Valencia también había regañás.
      Tu pan sevillano está bonito de verdad, para mi más que perfectísimo, y me encanta el tamaño, vamos, yo me como uno entero, y una vez probado, seguro que caen dos. Besitos.

      ResponderEliminar
    4. Nuria, olé, olé, olé... que yo también soy sevillana, y además hermana de la susodicha "Tortillera mayor del reino", y encantada, pues tiene un corazón muy grande; tan grande y hermoso como esos preciosos bollos que has preparado. Vaya trabajazo, amiga, qué ricos. Cuando voy a Sevilla siempre me traigo unos cuantos y los congelo, pues por estas latitudes tampoco se encuentran... Besos guapa, verás lo contenta que se a poner mi hermana...

      ResponderEliminar
    5. Jaja!! Había averiguado de quien hablabas desde el principio: ma petite Concha!! Es verdad que siempre pone un bollo al lado de sus ricos platos y siempre me entran unas ganas de quitarle el bollo... Mmm! jeje! Pero ya que pones la receta ya no hara falta jiji! Te han quedado perfectos, eres muy dura contigo misma buscando aún más perfección que esto que has conseguido eh?! Yo los veo geniales, me los llevaría a casa ahora mismo! Oye, he oído hablar de masa madre (aunque aún tampoco me ha quedado muy claro qué es jaja) pero masa vieja ahí me he perdido... Jaja! Si eso vas y me lo aclaras ;)
      Qué contenta se va a poner Concha, con su bolsa de tela, me ha hecho mucha gracia y seguro que ella también ;) Un besote fuerte!! Y qué pases una feliz semana Nuria!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Junto a los ingredientes, he añadido una pequeña aclaración sobre la MM y la Masa vieja, espero te ayude :)

        Eliminar
    6. Alaaaaa!!! 3 olés son pocos!! yo te doy muchos más!! preciosidad de panecillos y ricos que tienen que estar!!de profesional!! oye cual es la harina candeal , que no la conozco...
      Besos

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. He dejado en la entrada una pequeña aclaración de la harina Julia, así todo el mundo podrá verla mejor.
        Seguro que si te animas, te van a quedar genial.

        Eliminar
    7. Hola Nuria
      Lo que te dije en la anterior entrada de que siempre me sacas una sonrisa cuando vengo a verte, hoy en algún momento se convirtió en carcajada ^-^
      Divino ese pan. Las fotos hablan por sí solas. Anotada queda la receta porque cuando tenga tiempo ésta tengo que hacerla.
      Un beso muy grande guapa.

      ResponderEliminar
    8. Me encanta como te quedaron¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

      ResponderEliminar
    9. Vaya un desayuno que me preparaba con estos bollos y un buen chorreton de aceite de oliva con ajo...
      Felicidades

      ResponderEliminar
    10. Hola Nuria!!! Pero qué cosa más rica nos tares hoy!!!
      Me encanta como te ha quedado: y esa miga!!!! Increíble!
      Me llevo un trocito!
      Un beso y feliz semana!

      ResponderEliminar
    11. Que rico¡¡¡ ya me estoy imaginando un bollito de esos relleno de queso tetilla y membrillo.... ainsss, besos

      ResponderEliminar
    12. Ole y ole tu que salero tienes mi niña!! yo por supuesto sabia que describías a mi querida concha y por supuesto que es nuestra tortillera del reino mundial, en el buen sentido de la palabra ella sabe que yo la quiero muchísimo. Me han enamorado estos panes que ganas tengo de ir pa su tierra y probarlos o porque esperar dándonos tu la receta, me la llevo ahora mismo para pendientes, ya tengo ganas de probarlos.
      Un besazo mi niña

      ResponderEliminar
    13. Nuria querida (espera que me limpie las lágrimas, ¡¡que m'emosionáo!!), no sabes qué feliz me has hecho, ¡Si es que eres mu'grande!.
      ¡¡Tienes un arte que no se puede aguantar!!
      No me sorprende por otra parte, que tus bollos hayan salido perfectos, porque eres una pedazo de artista panadera, pan que se te mete entre ceja y ceja, no paras hasta conseguirlo, natural siendo la "Bollera" Mayor del Reino, no podría ser de otro modo, jajaja...
      Te han quedado más bonitos que los que se ven últimamente en algunas panaderías, pero yo en cuestiones de buen pan, no reparto peras con nadie, voy a lo seguro, al mejor y al que me gusta, sin recurrir jamás al dichoso 4 pz por 1€.
      De Tortilla me lo llenaba yo ahora mismo, que no hay pan más rico que puedas comer, con lo que le eches, desde un buen queso curado, un jamón de Jabugo, un buen salchichón o chorizo, o como no, con unas aceitunas aliñás, y ya puestos, ¿que me dices de una buena pringá bien "machacaíta" con el pico del bollo?...lo que quieras; y mira, hoy hasta el olor me llega, porque hay que ver lo bien que huelen los "condenaos", a mi me das una talega llena y te pongo un despacho (de panadería) en medio de tu isla o donde haga falta, jajaja...
      ¡Mi arma! Verás cuando lo vea mi padre, se le van a caer dos lagrimones del gusto, porque le vuelve loco un bollo, a pellizcos se lo come, y se queda más a gusto que un "cochino en un charco", jajaja...
      ¡¡Gracias mi niña!!, que porque me pilla muy atrás mano, que si no daba yo zancadas y me tenías en tu casa pa'la hora de cenar, y con mucho gusto.
      ¡Ah! y llámame Tortillera Mayor del Reino todas las veces que quieras, que las cosas dichas con cariño, nunca ofenden, y más cuando el DRAE tiene tantas acepciones de tan significativa palabra.
      Un millón de besos achuchaos, que te los has ganado.
      PD: Besos también de parte de mi Ricardo por cuidarme y quererme tanto.

      ResponderEliminar
    14. Ole Ole y Ole!! madre mía qué bollos sevillanos más chulos! Por fuera son preciosos de forma y por dentro he ido siguiendo el formado, y genial, todo un arte! te han quedado de categoría, tienen que estar deliciosos con lo que sea que se les acompañe. Me los quedo, un beso ;) feliz semana :)

      ResponderEliminar
    15. mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm y tanto que ole! pues yo no sabía de quién se trataba jajaajaja concha..concha...qué risa lo de tortillera y luego lo de bollera, pues sí, jaajajajaj me parece que ya sabes lo que toca no? que te lo copie, porque yo soy la segunda miembra del club de culo veo culo quiero jajaa, buenisimosssssssssss, se ven de diez, te felicito ;)

      ResponderEliminar
    16. Nuria me has dejado alucinada, pero que panes has preparado, ojala encontrara yo esa harina candeal, preguntaré, se que no me van a quedar así a la primera pero que lo intento como Esther me llamo, vaya delicia, eres una artistaza en tema de panes y como lo controlas, nada niña que esta noche sueño con ellos, están de panadería, ya quisieran tener unos panes tan maravillosos como estos tuyos guapa...Bess

      ResponderEliminar
    17. Ayyyy Nuria! Es que me dolió la barriga de tanto reírme con tus títulos honoríficos, eres genial. Curioso en todo caso, que esas acepciones poco decorosas me sean tan familiares a mi que vivo en otro país, hay que ver cómo se "globalizan" también las barbaridades!! Estos bollos no pueden más de bonitos y seguro que deliciosos, pero en este caso, aunque también soy miembro honoraria del club "culo veo, culo quiero", ya sabes, harina de trigo no puedo tomar, lo cual es una verdadera lástima, pero así es la vida !! besos y abrazos

      ResponderEliminar
    18. Hoooolaaaaaaaaa!!! Ya estoy aquí, que desde fabook me ha llegado el olor a pan!!!! Tú sigue haciendo estas maravillas que cualquier día me tiro al charco y a nado llego a la puerta de tu casa. aprovecharé un día que el agua no esté muy fría. jajjajaja!! Mira, estos bollos me pierden, tengo hasta historia con ellos, de cuando yo era pequeña...Neno a l que voy que me voy por las ramas. Hija mía eres genial y única. Los has bordado, hace años que no veo uns bollos como estos. No tengo la suerte de Concha, de teenr una panadería artesanal tan cerca de casa y además de cnfianza, por aquí sólo los hay lo que llaman "punto de pan caliente", los llevan crudos y en un horno los cuecen. Malísimos, antes de llegar a casa o están duros o parecen chicle. Y no encuentro otra cosa, por eso me decidí a hacer pan. Ya no lo cambio por nada. Tengo gurdado tu correo con tus indicaciones con la masa vieja, aún no me he puesto a ello, pues ando bastante corta de tiempo y quiero tener una mañana tranquila y sin prisas para hacerlo, sin que tenga que hacer mil cosas a la vez ( seguro que me entiendes ).
      Este pan me ha enamorado, de verdad. Imagino a Concha, que la conozco bien, con los bollos que le has regalado más contenta que nadie y más feliz que una perdiz!!!
      Muchas gracias por este pan y por ser especial!! Mil besos preciosa!!

      ResponderEliminar
    19. Llegó la que faltaba. He adivinado casi al principio que estabas hablando de Concha y eso, que aún no habías nombrada la tortilla, ni su club. Sé que se pierde por un buen pan pero que tiene la pani guardada en no sé qué sitio de su cocina impecable.
      Nunca he probado estos bollos, pero los había visto alguna vez y los debería tener guardados, pero he perdido un montón de archivos de recetas de pan, guardaditos desde que abrí el blog. Bueno, me anima, que hubiera sido imposible hornear tanto.
      Te han quedado perfectos y me llama la atención esa miga y la utilización de la masa vieja. Yo también tengo en casa, si recuerdo guardarla, que no siempre me pasa.
      Felicidades por esa maravilla de bollos a la mayor "bollera paneadera" que anda por esos lares. Te falta una foto con uno de tus pescados en conserva y a morirse de gusto.
      Pues olé, olé, ¡CHE!
      BESOS.

      ResponderEliminar
    20. Pero que artista eres Reina Guanche, que requetebonitos te han quedado estos bollos sevillanos, los he hecho en tres ocasiones y me encantaron y deben de andar por ahí perdidos por algún disco duro entre los datos recuperados del anterior ordenador, pero no están, ni de lejos tan bonitos como los tuyos.. eres una artista, nada se te resiste, y además nos haces reír, con lo cual la visita es doblemente gratificante.
      Un bico enorme corazón

      ResponderEliminar
    21. Te pondría los emoticonos de la sevillana bailando! Ole ese arte y salero contando y esa maestría con las masas horneando!! toma ya, menudos bollos más ricos, se me hace la boca agua sólo de recordar (y eso que hace años que no los tomo) lo buenííísimos que están ¡los has bordado! y qué bonitos!
      Qué gracia me ha hecho toda tu entrada, a Concha le habrá hecho mucha ilusión, seguro! y a mí aplaudir a las dos "Mayores del Reino" (y no es que os esté echando años, jajja, nada de malinterpretar ;-)
      Muchos besos, guapa!

      ResponderEliminar
    22. Olé!!. Esto es pan y lo demás son tonterías.
      Si es cierto que nuestra querida Concha nos agasaja con unos panes que son de escándalo. Por aquí no encuentro esos panes, solo en los pueblos y en muchos ya no son lo que eran.
      Con tu permiso y con todo mi cariño, te voy a llamar "Bollera mayor" y, si te juntas con la "Tortillera mayor ya hacemos fiesta nacional.
      Me gusta mucho hacer pan, las veces que he hecho no ha ido mal la cosa, falta muchísimo para que me atreva a preparar estos fantásticos bollos sevillanos, me quedo con las ganas de probarlos y tus maravillosas fotos.
      Un besazo y olé.

      ResponderEliminar
    23. Nuria eres tan transparente que me encanta, en serio. Allá con la conciencia de cada uno...
      Oye pero qué bollos MARAVILLOSOS has elaborado, te han quedado perfectos. Hombre dan trabajo, pero merece la pena hacerlos.
      tengo una duda, la masa vieja ¿no es la masa madre de hace unos días que conservamos en la nevera?, ya me dirás porque tengo dudas.
      Nos has explicado perfectamente el paso a paso y por supuesto que me guardo la receta porque es de lujo.
      ¡¡buenísimos!!, ahora imagínate lo que le podemos poner dentro..., ummmmm
      Feliz día guapa.
      Sil
      Thermomixil

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Junto a los ingredientes, he añadido una pequeña aclaración :)

        Eliminar
      2. Si lo leí, pero cuando te refieres que es un trozo de masa cruda que guardas para hacer el siguiente pan, la pregunta es: ¿la guardas en la nevera hasta hacer el siguiente pan?
        Gracias Nuria

        Eliminar
      3. Pues si que estaba yo espesa, que no me enteraba de la pregunta jaja
        Si si, la guardo en la nevera, porque igual tardo en hornear dos días y la masa al estar tanto tiempo fermentando, estaría pasada.
        Gracias a tí Sil, besotes mi niña.

        Eliminar
    24. Me parece difícilisimo a pesar de tus buenas explicaciones. Debe estar de 10.
      Besos

      ResponderEliminar
    25. Sois las dos estupendas , tanto Concha como tú y mira qué bien que te haya dado antojo con sus panes porque así hemos podido disfrutar de este paso a paso que es mucho más constructivo que el que podamos encontrar en cualquier libro.
      Gracias y mil gracias por compartir siempre tanto y tan bueno.
      Me llevo un bollín virtual, los otros me imagino que ya habrán volado jajaja..
      Buena tarde preciosa, un beso.

      ResponderEliminar
    26. Nuria aunque llegue un poquito más tarde a tu cocina siempre me gusta venir con tiempo de leer despacio tus entradas. Siempre tengo la sensación de que son para saborearlas lentamente, como un buen café, e impregnarme de la sabiduría y el saber hacer que en la cocina y la vida te da el haber cocinado y el haber vivido.

      Ya sabía yo que hablabas de nuestra querida Concha que alardea feliz de tus bollos sevillanos por redes sociales ¡y no es para menos! un regalo como este ¡no tiene precio! y es que el cariño que nos vincula a través de las pantallas sólo se puede comprender si lo sientes o lo compartes.

      Los bollos te han quedado ¡impresionantes! ni que hubieras nacido en el barrio de Triana... Si quieres mejorarlos, allá tú, pero yo creo, y más de uno estará de acuerdo, en que has hecho un buen trabajo.

      Como buena cotilla que soy, estaré atenta al día que quieras contar con quién andas ja ja ja

      ¡Besos mil reina!

      ResponderEliminar
    27. OLE, OLE Y OLE, menudos bollos te han quedado¡¡ si es que estas hecha una artista, no hay masa que te se resista, a esos bollos solo les falta hablar para poder pedir el jamón y el tomate, madre mía que ricos. Te han quedado estupendos, no te hace falta perfeccionar nada hija, estas hecha toda una maestra panadera.
      Un besazo.

      ResponderEliminar
    28. Extraordinarios!! Manejas las masas como nadie ¡y qué control! Esa foto en solitario me ha encandilado, parece que me ha guiñado un ojo, jajaja, pero a mi no me queda tampoco muy cerca Sevilla para quitarme el antojo que me has provocado. Eso sí, mándame por correo urgente ¡un saco!Con mucho cariño un beso grande.

      ResponderEliminar
    29. Madre del amor hermoso, pedazo de pan nos has preparado y el paso a paso...sin palabras, menudo trabajazo.Disfruto muchísimo elaborando pan en casa me relaja un montón,lo malo es que dispongo de poco tiempo para ello. En nuestro pueblo algunas panaderías todavía hacen el pan en horno a leña y es maravilloso. Me guardo la receta.
      Un biquiño preciosa

      ResponderEliminar
    30. Te han quedado perfectos y mira que están ricos. Gracias por la explicación es estupenda. Un abrazo, Clara

      ResponderEliminar
    31. Que quieres perfeccionar queee?!? Imposible más perfección, te han quedado para chillarles, vamos que no hace ni falta rellenarlos con nada que así solos tienen que estar para disfrutarlos, mira yo a pellizquitos me los comería, Como decía mi padre, no hay mejor cosa
      que comerse un pan a "torniscones" pues así me los comería yo.
      Por cierto tu entrada de hoy no tiene desperdicio. Si por algo me gusta entrar en tu cocina, aparte de ver las buenas recetas q pones, es por leerte, me encanta todo lo que dices y me rio con tus cosas
      Besinosss desde Extremadura

      ResponderEliminar
    32. Ole ole y ole por ti y estos pedazos de bollos que ya quisiera más de una panadería de Sevilla tenerlos en su vitrina. Yo fue soltar la teta de mi madre y ya tenía un bollo en la boca y hasta hoy en día. Es mi pan preferido, tanto para comer como para las tostadas del día siguiente en el desayuno. Me ha encantado el paso a paso y sobre todo el resultado obtenido, ¡no ni ná, enhorabuena!
      Mil besos y feliz día

      ResponderEliminar
    33. jaja.. oleeeeee tu!!

      como se te iba a resistir este pan si lo llevas dentro!! creete que me lei la receta el mismo dia que publicaste pero me gusta pasearme por aqui dos veces jaja , es como que me quedo con ganas de más , ya tu sabes mi Nuriñica mia jaja.. esos pezoncitos te han quedao que ni la Veneno , pobrecica mia que en su gloria esté , pero es que les pegaba un pellizco ahora mismo que te dejaba el chusco tiritando ..

      La harina de candeal la tengo a mano , si señora .. y como ya me he leido los comentarios he visto la aclaración a Silvi y no tengo nada más que preguntar.. ea.. lo dicho.. oleeeeeeee tu panaera mia
      ese arte que llevas dentro no se pue aguantá !! has clavao el pan artista!!

      Un besazo Nuria cariño
      que disfrutes la tarde corazón

      ResponderEliminar
    34. Eso digo yo, un gran ole para ti. Menudos panecillos hija de mi vida. Te han quedado súper perfectos de la muerte. Ahora mismo me comía yo dos de esos con aceitito y sal.... mmmmmmm Un vicio! Besitos guapa

      ResponderEliminar
    35. Bueno a estas alturas ya no queda ni un bollito se los han zampado todos y todos mis compis jis jis si es que eres la caña que arte tienes ya me gustaria a mi tener la mitad de la mano que tienes para las masas las fotos son de lo mas tentadoras .
      Que sepas que hace años estuve en Sevilla y pude catarlos con el serranito mira que me gusto el susodicho mi hijo y mi costillo no dejan de decirme cuando se lo voy hacer por que estabamos dando cuenta del serranito en la terraza de un retaurante de cuyo nombre ya no me acuerdo en la plaza de alfalfa y yo les dije esto esta chupao cuando llegue a casa os lo hago.
      Y te puedes creer que han pasado 8 años y que no lo he echo jajaja si es que me faltaba el pan ,por que aqui el pan es distinto no se si es por la harina o por el agua pero no sabe igual asi que ahora ya no tengo mas disculpa para hacerlos me hs puesto en bandeja la receta del pan.
      Seguro que a Concha le ha encantado tu post que entrada mas bonita has escrito y perfeccionar los bollitos dices ..haciendote la ola me marcho.
      Como siempre receta y fotos del paso a paso son de 20 points.
      Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaa.

      ResponderEliminar
    36. ¡Vaya nivel entrar hoy en tu cocina!
      Lo cierto es que, nada más llegar a tu casa, huele todo a pan recién horneado que mismo parece que estoy en una confitería.
      Según voy acercándome, me encuentro con esa masa y luego, mis ojos se posan en esos bollos que me están diciendo cómeme. ¡Qué maravilla! así, bien horneados, crujientes, en fin, que están de muerte.
      Me dejas con las ganas de probarlos, siento no ser tan habilidosa como tú. Felicitaciones de corazón.
      Cariños en abrazos.
      kasioles

      ResponderEliminar
    37. Pos hija, no tengo nada que decir. Ahora mismo ni soy tortillera... y bollera nunca lo seré con lo mal que se me dan estas cosas a pesar de tus explicaciones divinas. Del club culo veo culo quiero tampoco, para mi desgracia aunque de ese club espero formar parte en breve... Total, si me toca la primitiva me apunto a ser socia capitalista de tu pedazo de panadería gourmet, jajaja, nos forramos!!!
      Bueno corazón, ya sabes que estas recetas me vienen grandes pero como siempre, es una gozada ver la artista que eres guapa!!
      Besos gordísimos

      ResponderEliminar


    ¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
    Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
    No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
    Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?