12 de diciembre de 2016

Tomates Cherrys en Conserva de Aceite de Oliva



A punto de entrar el Verano, una tarde que se nos escapó el gato y tuvimos que "convencerlo" con palabras mimosas y agitando su comida preferida cual maracas de Machín, para que volviese a casa; nos dimos cuenta que en el asalvajado jardín había unas matas de tomates cherrys.

Sin venir a cuento nos encontramos con esos tomates casi a punto de salir, pues las pequeñas flores amarillas estaban reventonas. Me imagino que el viento se encargaría de traernos las semillas y la Naturaleza siguió el proceso.
Limpiamos las plantas (me incluyo en el verbo con toda la caradura del mundo, aunque tan sólo me limité a observar) y pusimos unas guías. Al principio íba días alternos a recoger una bandeja, pero en pleno mes de Julio, se llegaba con facilidad a los dos kilos diarios. Y aunque te los comes como las pipas, cuando ves que la cantidad te sobrepasa por mucha adicción tomatera que albergas, piensas en hacer todo tipo de preparaciones.

Preciosos ¿verdad?


Estuve entretenida preparando muchas cositas ricas. Tengo las fotografías y el paso a paso de varias recetas, aunque tengo que organizarlas para preparar las entradas. Ya verán la luz en el blog, que ultimamente me faltan horas para llegar a todo lo que quiero y me gustaría.
Una de esas recetas, son estos tomates secos y conservados en aceite de oliva. Ya han caído unos cuantos botes desde que hice el primero, están tan ricos y hay tantos sitios donde quedan estupendos, que no duran mucho en la nevera.

Aunque estemos en Otoño, éste entró tan suave y despacio, que casi no se ha hecho notar, y aún sigo recogiendo tomates. Desde luego no es la misma cantidad que en Verano, pero no me quejo. Y lo mejor de todo, es que saben a tomates de verdad.Todo un lujo, vaya que si.
Sobre todo pensando que estamos a un paso de la operación polvorón.



      

800 grs Tomates Cherrys
Sal Marina
Hierbas aromáticas {sólo añadí tomillo}
Aceite de Oliva Virgen Extra


                                 
                

 - Partir los tomates por la mitad y disponerlos sobre la bandeja del horno.
 - Añadir sal marina y las hierbas aromáticas elegidas.


  - Llevar al horno durante dos horas a 100º, después apagar el horno y dejarlos dentro hasta que hayan enfriado totalmente.


 - En un bote esterilizado, poner un fondo de aceite.


 - Colocar los tomates hasta llenar el bote.
 - Terminar rellenando con el aceite de oliva. Hay que dejarlos cubiertos.
                    


                      
              

- Para cortarlos por la mitad, lo hice ASÍ. Te recomiendo que los platos sean de postre y el cuchillo de hoja larga y de sierra. El del pan es el que mejor resultado me dió. El truco es buenísimo.
- Espera unos días antes de comerlos, el sabor se habrá concentrado.
- Tienen infinidad de aplicaciones: sobre tostas con queso, en las pizzas, sandwiches, ensaladas, canapés, acompañando algún salazón . . . sea como sea, son deliciosos.
- Se le puede añadir azúcar antes de introducirlos en el horno para rectificar la acidez, pero éstos son bien dulces y no hizo falta.
- Si los quieres conservar durante meses, cuece al baño maría durante 20 minutos y después pon el bote boca abajo hasta el día siguiente. Pero como no he hecho más de 1/2 Kilo cada vez, y no me duran más de una semana, lo conservo en el frigo y cuando se termina hago otro.
- Las hierbas aromáticas las dejo a tu elección e incluso puedes añadir dientes de ajo en el bote mientras lo estás rellenando, así como guindillas, pimienta en grano, romero, laurel . . . aunque hago la receta más básica para que les guste a todos, se puede enriquecer como ya os digo.
- Con esta cantidad me dió para rellenar el bote de medio kilo que ves en la imagen.

         

 Eso es todo por hoy, nos vemos en unos días.
Hasta entonces, se feliz, o al menos inténtalo.


25 comentarios:

  1. El horno te ha acelerado el proceso de secado, pues me imagino que es el mismo que el de todos los tomates, dejarlos al sol hasta que se deshidraten y así tenerlos dispuestos para cantidad de recetas. Ésto se lo veía hacer a mi abuela y a mi madre, aunque no los metían en aceite que les aporta más sabor y fundamento y acompañan más preparaciones. También, si te sobran, que lo dudo, son preciosos para regalar en estas fiestas. Menuda potra tuviste al encontrar esa tomatera, ha sido un tesoro en tus manos y un placer para el paladar de cuantos prueben esos cherrys.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. A mi se me ocurrió sembrar unas matillas un año en mi patio y tuve tomates para regalar...son muy prolíferos estos tomatillos!! pero estan divinos!! una estupenda forma de guardarlos!! B.

    ResponderEliminar
  3. Que ricos! no dejaré de probarlos, seguro!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Nuria!! ¡¡Pues qué regalo más maravilloso que os dio la naturaleza!! Y eso de que sepan a tomate de verdad, ohh, qué bien suena, porque los cherry que ven den por aquí, son super ácidos y no saben ni a tomate, por lo que pocas veces los suelo comprar. Todos los venden envasados en el super, en una cajita de plásticco, y en las fruterías, ni se molestan en traerlos, y es que yo no compro casi nunca la fruta en el super, pues es horrible, y sólo me gusta la de las fruterías tradicionales. Así, que tener tu propio huertecillo es maravilloso. Y maravillosa esta forma de conservación de los tomates y así poder disfrutar de ellos más tiempo. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Holaaa, en primer lugar menuda sorpresa encontrarse una planta de tomate en el jardín, y en esta época! parece una receta más propia del verano por lo que la hace todavía más original. Este verano recolectamos muchos pero nos los comimos todos. El año que viene tendré esto en cuenta para mi superproducción de cherrys.
    Un besooooo

    ResponderEliminar
  6. Madre de dios los que se me han estropeado por no saber que hacer con ellos, es que no se donde anotarlo, para que para el año me acuerde de esta receta, de momento va a favoritos y luego ya veremos, me parece genial esta forma de secarlos, como me acuerde para el año te juro que los haré así, que bien me viene esta receta, y yo pensando que se secaban al sol y con poca humedad, por aquí eso es misión imposible, pero de esa manera tendré unos hermosos tomates secos en aceite sin necesidad de comprarlos, que por cierto no son nada baratos, gracias por la receta guapa, me va a venir de perlas....Bess

    ResponderEliminar
  7. Nuria, sí que tuviste suerte y qué bonito ese gesto de la naturaleza. Y si sigues recolectando tomatitos, aún más.
    Ese bote lleno llama a coger un vuelo directo a tu casa y pelearme por probar unos cuantos tomatitos y volver con el ansia en calma.
    Hice una vez tomates así, pero se me estropearon en la nevera. No indicas, o al menos, no lo he leído, cuánto tiempo aguantan y si los conservas en frío.
    Besos y felicidades por esa cosecha. Esperando nuevas recetas. Una lastima que en mi terraza sólo aterrizara una pájara que puso huevos y acabó con mis geranios, pero eso es otra historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa gracias por el apunte, ya he añadido cómo los conservo y como los cuece mi amiga para hacerlos conserva de meses.
      Besotes mi niña.

      Eliminar
  8. Ya me gustaria a mi descubrir unaplantacion de tomates de repente en mi jardin, jajajaja Me parece increible!!! Pero que alegria mas buena no? Con la de tomates que comemes en verano. Pues no se me ocurre mejor manera de conservarlos. T han quedado de lujo. Nunca los he preparado así pero en casa estoy segura de que gustarian, y mucho. A ver si me animo. Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola!! Yo creo que vas a tener que dejar salir más al gato para que puedas descubrir los tesoros que se esconden en tu jardín, jajajaja!! Vaya mata de tomates tan buena, lo que ha dado de sí. Pues qué buena forma de conservarlos y así tenerlos todo el año. Yo no creo que tenga tantos tomates de esta clase pero ya sé como hacerlo. Yo estoy pensando en meterme en aceite unos dias a ver si así me conservo, jajajaja!!!
    Un beso preciosa y en cuanto tenga un ratito tranquilo te escribo!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Nuria
    Qué suerte seguir recogiendo frutos de tus tomateras a estas alturas. Aquí dónde yo vivo a finales de agosto ya empiezan a malograrse.
    Interesantísima entrada. Tomo nota de ella porque me encantan las conservas caseras y ésta nunca la hice.
    Un beso enorme, preciosa.

    ResponderEliminar
  11. Nuria el regalo nos lo has hecho tú a nosotras, que da gusto ver lo ricos que te han quedado, mira que mi padre este año no los ha sembrado y yo los he echado de menos un montón, pero nunca se me ocurrió secarlos ni meterlos en tarros, y eso que hace un par de años nos pasó igual que a ti, dieron tal cantidad, que nos lo comíamos como pipas, hasta hartarnos, jajaja...
    Me llevo el consejo para cortarlos porque es una pasada, jajaja...
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Interesante sin duda alguna...habrá que probarlo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Nuria, en mi casa mi casa también son fans de los tomates cherry, por desgracia yo no tengo la suerte de poder sembrarlos en un jardin, como mucho un macetero y dejarlos caer por el balcon, jeje, pero eso como que me va a traer un poco de prblema. Me encanta tu receta es un abuena forma de conservarlos cuando tienes cantidades industriales como tu, jeje, yo compro los paquetitos y la verdad es que no me duran ni un día, para ser sincera no me sale rentable comprarlos porque no llegan a la ensalada, jeje. Lo dicho, tu receta es genial.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Fica muito gostoso;
    faço por aqui.
    Prazer em conhecer seu blog.
    janicce.

    ResponderEliminar
  15. A ver si es cierto el dicho de que a la tercera va la vencida y hoy por fin te puedo dejar un comentario en esta entrada ¡que vaya tela los dos intentos anteriores!

    Me he reído mucho al leerte. Especialmente al imaginar tus grandes esfuerzos al limpiar esas matas salvajes de tomates que de repente os encontráis en el jardín. Se nota que has trabajado muy duro ja ja ja

    Oye, ¿quién dice que supervisar no es una ardua tarea?

    Has tenido mucha suerte con estas plantitas. Los cherrys me encantan y no sé por qué mi padre no planta en su huerto. ¡Es muy egoísta por su parte! (aunque también yo podría intentarlo en una maceta en mi patio ¿no?)

    ¿Sabes? este verano me contaba mi marido que para acelerar el proceso del secado de los tomates se envolvían en papel cuando ya estaban medio secos. Como yo no lo veía claro lo hizo con uno como prueba y quedó bastante bien. Te lo comento por si te sirve para futuros veranos.

    Ni qué decir que tus tomates me han enamorado y me atrevo a hacer una petición ¿compartes con nosotros recetas para usarlos? Porque tengo un bote de tomates secos en aceite y ando pez en ideas para darles un buen uso

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  16. Qué buena receta, y qué pinta tienen. Además, seguro que dan muchísimo juego para muchas recetas.
    Oye, y qué buena suerte encontrarte con ese regalo de la Naturaleza en tu casa, jejeje. Con lo que a mí me gustan los tomates.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  17. Bueno pro fin he podido pasarme por aqui esta semana trabajo de tarde y no tengo tiempooooooo de nada y la que viene ni te cuento asi que aprobecho para desearte unas felices fiestas y un propero año nuevpo en compañia de tus seres queridos.
    Los tomatitos asi estan de muerte relenta no lo siguiente yo los meto desde hace años me encanta el sabor que le dan a la focaccia a la pasta ...
    Fue una suerte que el gato se escapara y descubrieras las plantitas de tomates cherrys yo algun año los plante en la terraza en una maceta ,este año puse dos plantas en la huerta y pese a que dan muchisimo no fue asi y he tenido pocos.
    Como siempre post y fotos son de 20 points.
    Bicos mil potita miaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  18. Nena, qué suerte tienes. En mi mini-jardín solo me visitan las malas hierbas pero nada comestible! El año pasado hice tomates cherry confitados y la verdad es que me gustaron mucho. Los tuyos son diferentes pero también me parecen ideales y sobre todo lo bueno es poder echar mano de ellos en infinidad de recetas. Eres la caña de España, jajaja, sabes hacer de todo!!
    Un besote preciosa

    ResponderEliminar
  19. Deben estar buenísimos y si los recoges directamente de la mata más todavía. Supongo que el gato habrá tenido su premio.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Una preciosidad de receta.Sobran las palabras.

    ResponderEliminar
  21. A las buenassssss!!

    espera que ya te veia que me ibas a poner falta.. jaja
    pero es que a mi me gusta venir a verte muuuu despacito porque como "charras" tanto y tan bien , me dedico a lerte espatarrá !! joer que gustazo ver tus criaturitas , a mi se me mueren hasta las plantas de plásticooo no hay derecho!! jaja ...y el video que nos has puesto no tiene desperdicio , ahora no sé si lo probaré porque aqui salen los cherrys por un pico tia, a casi 5 mauros el kilo , pero si algun dia voy a verte me llevo una maleta de mano y me la llenas , vale ?? jaja

    Buenoooo cuchicú.. que pases un finde estupendisimo
    ya te veo otro dia artistaza!!! besitossssssss

    ResponderEliminar
  22. Qué suerte tienes Nuria, con ese jardín y esa mata de tomatitos cherry! Si a mi se me escapara el gato, aparte del trompazo que se daría contra la autopista la maceta se le quedaría chica al viento, pasaría de largo sin verla...snif pero me ha parecido super interesante saber cómo conservarlos. Lo apunto para cuando me toque la lotería y me retire a una bonita isla a disfrutar de la naturaleza ¡y no volver a catar los del super!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  23. Que interesante esta receta, hay años que hay tomates cherrys para aburrir y esta es una buena formula para conservarlos... me la llevo mi Reina Guanche!
    Besiños sonoros

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?