3 de julio de 2015

Caballa En Conserva

Llegó el día de publicar esta conserva. La hice el verano pasado, y esperando en Borradores, ha pasado casi un año. Ni quito, ni añado nada, espero que a alguien le sirva de guía. Es época de caballas y en unos días, repetiré de nuevo.

         El verano es lo que tiene, que da para mucho, hasta para hacer conservas de pescado.
En esta ocasión se trata de caballas. Cómo no, después de todas las que me regalaron {25 Kgs}.
Hacer conservas, es un trabajo pesado si haces mucha cantidad, pero como fui con tranquilidad, haciendo tandas pequeñas, al final he reunido una buena suma de botes sin apenas darme cuenta.
Si todo sigue su natural proceso, a partir de Octubre podré ir abriéndolos tras su periodo de reposo.
  
La satisfación que produce ir escogiendo los botes caseros, no tiene comparación en gusto y sabor con los que se compran habitualmente. Bueno, y no te cuento la cara de algún amigo, si le regalas uno y le dices aquello de : " Toma, es casero " . . . comprobado, caerá rendido a tus pies.
 Y sin más preámbulos nos metemos en faena.
     
  
* Lo primero que haremos, será cocer durante media hora en un caldero profundo los botes y las tapaderas. Tienen que quedar totalmente sumergidos. Hay quien hace este paso en el lavavajillas, programa corto.
* Os aconsejo, poner un paño de cocina en el fondo, para que no se golpeen los botes entre sí ni contra el fondo, y se puedan romper.
* Pasado este tiempo, los sacamos con ayuda de unas pinzas, pero sin manipular el interior.
* Los dejamos boca abajo sobre papel de cocina, para que eliminen toda el agua y queden totalmente secos.


      Y ahora empezamos con La Caballa.

   

* Empezaremos llenando un caldero bien profundo con agua, cuando esté templada añadimos un huevo, que se irá al fondo.
* Y ahora agregamos sal marina gruesa, hasta que el huevo salga a la superficie. Señal inequívoca de que el agua está suficientemente salada.
* Lo que hemos hecho ha sido, formar una salmuera. En esta agua salada es donde vamos a cocer nuestra caballa. Será la única sal que utilizaremos en el proceso.
* El huevo lo quitamos, ya ha cumplido su función.

* Las caballas las tendremos limpias de tripas y sin cabeza pero con las espinas. Las mías estaban abiertas y separados los lomos, porque las congelé de esta forma. Además queremos sacar los lomos enteros y así nos resultará más cómodo.
* Las sumergimos en el agua hirviendo, durante quince minutos. Fuego moderado.
* Colocamos algo de peso, pues tienden a flotar y queremos que cuezan por igual.

* Pasados los quince minutos, sacamos las caballas y dejamos hasta que estén bien frías y secas para manipularlas. Si las cuezo por la tarde, las dejo hasta la mañana siguiente. Así me aseguro que están frías y bien secas.
* Una vez frías, le quitamos primero la piel,seguimos con las partes oscuras y por último eliminamos las espinas.
* Procuramos dejar los lomos enteros o en trozos grandes. Os aconsejo que utilicéis un cuchillo bien afilado, nos facilitará el trabajo.
  

 * Como los botes ya estarán secos, empezamos el proceso de llenado.
 * Lo primero, es añadir un poco de aceite, ahora inclinamos un poco el bote para que nos sea más fácil acomodar los lomos, los más bonitos por el borde, para que se vean y en el centro, los que se nos hayan ido rompiendo y los pequeños trozos que surjan de limpiar las espinas.

 * Cuando no quepa más caballa, terminamos de rellenar el bote hasta la parte de la rosca con aceite. La caballa tiene que quedar totalmente sumergida en el aceite.
* Cerramos los botes. Si es de rosca, aconsejo cerrar utilizando unos guantes de goma, para hacer más fuerza y asegurarnos de su total cierre.


* Volvemos a llevar los botes al mismo caldero donde los esterilizamos, y los dejamos cocer unos treinta minutos con fuego moderado.
* Acordaros de dejar un trapo en el fondo para evitar choques y posibles roturas.
* El agua debe sobrepasar la altura de los botes.
* Pasada la media hora, retiramos del fuego y dejamos que se enfríen sumergidos dentro del agua. Si alguno de los botes no estuviese bien cerrado, podremos ver manchas de aceite en el agua. No pasa nada, puede estar liberando alguna burbuja de aire durante la cocción, y sellarse a continuación.
* Una vez fríos, los sacamos, secamos muy bien y ponemos boca abajo para comprobar, de nuevo, si hay alguna fuga.
* Los dejamos así unas cuantas horas. Si hago este paso por la noche, lo dejo hasta el día siguiente.
* Si algún bote tuviese fuga, no pasa nada, se le cambia la tapa y se esteriliza de nuevo.

* El aceite lo veremos turbio, es normal. Esto ocurre por la cocción con los jugos del pescado, pero pasado unos dos días se volverá totalmente transparente.
* Ya tenemos lista nuestra caballa en conserva. Lo mejor es poner la fecha al bote y ya sabes, hay que esperar tres meses para consumirlo. Lo guardaremos en un sitio oscuro y a ser posible con temperatura constante.
* Aconsejo que no sea en un mueble de la cocina que esté cerca del horno, o un termo por ejemplo. Son detalles que pueden dar al traste con la conserva, después de haber hecho todo el trabajo.
Siempre que he hecho conservas, ha sido con aceite de oliva. Pero unos días antes de hacer ésta, hablando con una amiga del norte, me dijo que en su casa las conservas se hacen siempre con el de girasol para no restarle sabor al pescado. Y que una vez abierto, cuando vayamos a utilizarlo, si queremos es entonces cuando le podemos añadir el de oliva.
Así que por esta vez seguí su consejo. El resultado fue estupendo. Nos duraron los botes hasta Enero, y los disfrutamos a base de bien.
            
Y eso es todo amigos, espero que si no habéis hecho nunca conservas, os animéis.
No es difícil, pero es importante seguir los pasos de higiene, esterilización y cocción, para evitar algún tipo de contaminación.
   Os va a encantar ir abriendo botes hechos por vosotros.

21 comentarios:

  1. He ayudado a mi madre siempre con las conservas de verduras y mermeladas, pero nunca las hemos hecho de pescado y al ver tu caballa, con lo que nos gusta en casa y con lo bien que lo explicas todo, me han entrado ganas de ponerme a la tarea. Desde luego como lo casero no hay nada y seguro que esta caballa en una buena ensalada o sobre unas tostadas está de órdago. Apunto.
    Bss Buen finde.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Nuria!! A mi me encanta hacer conservas, pero nunca he hecho esta de caballa porque para el fin tendría que comprarla y por aquí no es el pescado más común. Me ha sorprendido lo del huevo, no sabía el truquillo y me ha encantado. Lo del aceite de girasol por el de oliva, también, ¡¡ya me lo he apuntado todo!! Y es que me ha parecido super interesante. La verdad es que regalar conservas caseras a la gente le encanta, y cuando van así de bien decoradas, mucho más. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Nuria que cosa más rica, y bien explicada.
    En casa nos encanta la caballa en aceite, nunca me falta en conservas, que las de Tarifa, están para chuparse los dedos.
    A veces cuando las compro frescas, las suelo cocer, y ponerlas en ensaladas, o con aceite de oliva, para consumirlas en dos o tres días lo máximo, pero nunca me había planteado ponerlas en conserva en casa, porque no me fío. Ahora gracias a ti, lo pondré en practica, pues con la garantía que me da, saber que tu lo haces y te funciona, es suficiente para perder el miedo. Me resulta curioso, tener que esperar tres meses para consumirlas, quizás ¿es por algo en especial? o simplemente, ¿es el tiempo medio, en que las bacterias, si las tuviera, se desarrollarían estropeándola?
    Gracias guapa, por haber esperado un año entero para compartir estas caballas con nosotros, y haber podido resistir la tentación de hacerlo, yo no hubiera tenido tanta paciencia, pues caballas hay todo el año, aunque por ser pescado azul, es cierto que ahora están en su mejor momento. Te han quedado perfectas.
    Espero tengas un buen finde, besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Concha, estoy segura que tus caballas aunque no estén en conserva también son deliciosas.
      El dejarlas tres meses en espera, es una cuestión de gustos. Algunos sólo esperan un mes, pero para mí, a los tres la carne tiene una dureza y textura perfecta. Creeme, si desarrollara algún tipo de bacteria, el bote por bien cerrado que esté, rezumaría aceite y el olor delataría su presencia. Amén de que el color de la caballa presentaría unas sospechosas vetas rosáceas. Y para desarrollarse no necesitan tres meses, empezaría a los pocos días de haber hecho la conserva. De todas formas, como siempre digo, para hacer conservas hay que tomar precauciones de higiene y esterilización. Llevo más de dieciocho años haciéndolas, y en alguna ocasión, si he tenido sospechas o no me ha gustado algún bote al abrirlo, lo he descartado. Más vale prevenir.
      Besotes gordos mi niña.

      Eliminar
  4. Hola preciosa. Ya te explique como pasaba los veranos haciendo conservas con mi madre. Y no solo de verduras, tambien carnes y pescados. Hace mucho que no los hago y si tu aconsejas probarlo con aceite de girasol lo hare. Nosotras poniamos el aceite caliente un poco solo, llenar dejar asentar dos horas para que llegue bien a todos los recobecos y rellenar de nuevo hasta el borde. Si hacesas este año me mandas un tarrito que siempre es agradable un regalo casero. Muakkkkkkkkkkk.

    ResponderEliminar
  5. Nunca hice conserva de pescado y vreo que me estoy perdiendo algo tan maravilloso como una conserva casera, madre mia cuantos maravillosos botes de caballa, tiene que estar deliciosa, tu haces como las hormigas trabajadoras ya tienes el invierno cubierto de caballa en conserva, tendre que probar a hacer unos botecitos y probar, desde luego la tuya esta de escándalo, vamos hoy receta 10...Bess

    ResponderEliminar
  6. Hola Nuria , tienes es toda la razón que no hay nada mejor que las conservas hechas por nosotros, yo nunca he hecho caballas en conserva y viendo tu tutorial me animo que no parece muy complicado, el año pasado envase bonito y aun tenemos un par de botes y cuando abrimos uno es todo un festín, mu chas gracias por compartir.
    Un besito enorme y feliz finde.

    ResponderEliminar
  7. Querida Nuria. Menuda alegría me has dado con esta publicación. No sé cómo ha estado esperando tanto tiempo. La caballa en conserva es mi favorita y nunca la he preparado. He aprendido tus trucos, el del huevo me ha dejado de lo más sorprendida. Te iba a hacer la pregunta de porqué no utilizas el aceite de oliva. Ya lo tengo claro.
    No sé cuándo, pero voy a ver si consigo que no pase la temporada y al menos puedo preparar los tres botes.
    Gracias, gracias. Te contesto en cuanto esté más relajada. Muchos besos. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Hola Nuria!! En mi casa se consumen muchas caballas , nos encantan de todas formas, a veces las hago en aceite, sin llegar a meterlas en conserva ya que nunca tengo una cantidad como la tuya ¡Madre mía, 25 K !!! Te quedaron de lujo, son botes de Gran Gourmet, sin duda alguna!! Un beso cariño

    ResponderEliminar
  9. F E NO ME NA...ERES UNA FENOMENA Nuria..!!
    Me he quedado de pasta de moniato , la leche que peazo de master te has currado , no solo con los 25 kilos de pescado que ya le vale al que te los regaló, sino por toda la explicación que no me has dejado ni poner las caballas rebolicás..aquí se pone todo lo bonito a la vista , si señora..a chuminosa no te gana nadie..jajaja...super bien explicadito, me ha encantao , lo del huevo haciendo submarinismo no tenia ni idea , lo del trapo si..porque en la casita hemos hecho conserva de tomate ..pero poco más, la hervidita le tocaba al suegro..pero ahora ya..
    En fin..yo sabia porque me he dejado esta receta para la noche.. me encanta leerte despacito y disfrutarte bien..
    eres una máquina..Nuria..
    y lo sabes..besitos fuertes desde el otro lado i love you

    ResponderEliminar
  10. Mi querida amiga, estoy preparada para que no me sorprendas con nada, porque se que eres capaz de hacer lo te propongas, pero tengo que confesar que ver tantos botes de caballa en conserva no me los esperaba, parece una exposición de una tienda gourmet, además están tan coquetos... muy dignos de una Reina Guanche como tu.
    Siento no estar más cerca!
    Bicos sonoros y buen finde Majestad

    ResponderEliminar
  11. ¡Y estando en Babia casi me lo pierdo! Nunca he hecho conservas de caballa (ni de otro pescado) y lo pones tan fácil y bonito (¡Qué bellezones de botes!) que me dan ganas de ponerme a ello. Cuando salga el desastre esperado (que a mí me das una botella de aceite y termino pareciendo un culturista de esos que se suben al altillo a exponer sus brillos) ya te mandaré la foto jajajaja Pero, ¿quién te regala 25kg de caballa?? jajajaja A mí no me engañas, eres el capo de una mafia pescatera. Si conoces al de los plátanos dame su contacto que trafico con ellos sin ningún problema (no me atrevo a pedirte caballas a ver si me vas a mandar a alguien con un pez espada para cobrarte venganza por descubrirte) jajajaja Ahora en un ratillo me vuelvo a pasar por aquí! (Que estoy en plan fan de Julio Iglesias contigo) Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  12. una idea fantastica , aunque cuando voy a la playita los pescadores las tiran no quieren caballas en portugal de hecho valen varatisimas , las compre y las congele frescas para hacerlas y dejarlas enfruar para alguna ensaladita ya me gustaria hacer y lo tendre en cuenta, me encanta esta conserva y claro el adorno monisimo, claro que para casa no sera tan bomnito , digo, gracias guapa y lo del huevo infalible, bessssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  13. Hola Nuria, nada mejor que una conserva hecha en casa, no tiene nada que ver con la que compramos en los super. La caballa no es uno de mis pescados preferidos, pero me guardo la entrada para practicar con el bonito o el atún. Un besote!

    ResponderEliminar
  14. Madre mía! Es que tu sirves pa' to'. Hija de mi vida, lo que te pongan! Pues mira si han esperado tus caballas a salir a la luz las pobres, con lo bonitos que te quedaron los botes y lo deliciosas que deben estar. A mi, si no te importa, envíame dos botecitos de estos pa' Mallorca porfa? Gracias reina. Muaks

    ResponderEliminar
  15. Me gusta mucho la caballa en aceite, pero nunca me había plantedado hacerla, ahora que viendo tu receta ya te digo yo que tengo que hacerla alguna vez, me encanta como te ha quedado, seguro que te ha salido deliciosa... mira ahora no hay que usar tupper, jeje, anda puedes enviarme un botecito, jeje, me quedo esperando.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Te como a besos!! tú sabes lo que me gusta la caballa? mucho es poco...
    Llevo días con mucho retraso de visitar blogs, me estaba perdiendo esta maravilla, pues me alegro muchísimo de que la hayas compartido desde borradores o desde donde sea, jajajaja, Y ahora que estamos en plena temporada, Muchas gracias!!
    Me tomo un poco de descanso en el blog... pero iré visitando, un beso acaballado!!
    Silvia

    ResponderEliminar
  17. Hola Nuria!! vengo del blog de Elisa de ver estas deliciosas caballas y ahora aquí me las encuentro en conserva así que ya esta en pendientes porque las voy a preparar si o si con lo que me gustan no tardare en hacerlas y caseras, eso es un manjar!! por cierto mejórate pronto guapa.
    Muchos besitos!!

    ResponderEliminar
  18. Hola Ana, hoy he descubierto tu blog gracias a Elisa. Tienes un rinconcito precioso y con las recetas paso a paso, como a mí me gustan...
    Te diré que estas caballas deben de dar un poquitín de trabajo, pero viendo el resultado merece la pena el esfuerzo. Sobre todo, como tú dices, si regalas un bote a un amigo, luego lo disfrutas el doble. Por lo menos a mí me ocurre.
    Espero que te mejores y disfruta del fin de semana.
    Un saludo,
    Sil

    ResponderEliminar
  19. pero Núria, si acabo de descubrir que eres Nuria Eme (jiji), ya soy seguidora tuya, lo que pasa que hacía tiempo que no me pasaba. Ainsss esto no puede ser.
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  20. Hola guapa. Aunque estás de vacaciones, te alegrará saber que anoche publiqué tu receta de caballa, por fin. Deliciosa y para repetir. Te llegarán visitas porque les recomiendo tu paso a paso que yo últimamente ya no hago ninguno. Gracias por la receta y un besooo.
    http://thermofan.blogspot.com.es/2016/08/caballa-en-conserva.html

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?