27 de abril de 2015

Lapas Con Mojo Verde

   

      En el escalafón de los moluscos, es sin duda el más humilde de todos de ellos. 
Pero ¿que quieres que te diga? a mi me encantan las lapas.

     Antes, cuando ibas a la playa podías ver a niños y no tan niños con los cubos y alguna pieza punzante, jugando a despegarlas de las piedras sin tener cuidado del tamaño; y sólo por el hecho de luchar contra un bichejo que se resistía. Pero de hace unos años a esta parte, están protegidas y como te vean las autoridades, te van a costar más caras que si te comes una langosta.
 

      Son de la familia de los caracoles, aunque las lapas son el más primitivo de los gastrópodos que hay en la Tierra. Y se desplazan lentamente, pero lo hacen, aunque las veamos bien pegadas a las piedras. Comer una lapa es como darle un bocado a la mar, porque saben a eso. 
Pero reconozco que como no estén bien hechas, la textura es de una dureza correosa nada agradable.
      Fijate cómo sacan sus cuernecillos, igual que sus primos los caracoles ¿ o no ?
    

      En Canarias suelen servirlas en los restaurantes, en la misma plancha donde las hacen acompañadas de mojo verde. Aunque yo las disfruto más si las coge mi hijo y todavía vivas, las limpio y me las hago en casa. Ojo, que él tiene permiso para poderlas coger, nada de pesca furtiva.
      Y eso es lo que os traigo hoy, unas lapas bien frescas, directamente de la mar a mi mesa  . . . parece un slogan publicitario {risas}
                                                    Y ahora, vamos al lío.

       
                         
     La receta del Mojo Verde, la puedes ver AQUÍ.



 -  Lavamos bien bajo el grifo una a una, para eliminar arena y algas.
  -  Pondremos una sartén a calentar y disponemos las lapas hacia arriba
  -  En unos minutos, vemos que la carne se empieza a despegar de la concha, añadimos un poco de mojo encima de cada lapa.
   
  -  Cuando se hayan despegado totalmente, ya las podemos servir, tardarán unos cinco minutos en total.

       

- Hay que comerlas calientes, recién hechas, de lo contario se altera mucho la textura, y se vuelven duras.
- Las puedes ver de dos colores, como los mejillones, las más anaranjadas, son las hembras.
- También puedes comerlas con Mojo Rojo, o un buen chorro de limón, ahí ya va en gustos.
     Y ésto ya se acabó. Se tarda unos minutos en hacerlas, pero menos en darle fin.


         Nos vemos en la próxima entrada, ya sabes, se feliz o al menos, inténtalo.

29 comentarios:

  1. Uno de los platos favoritos de mi marido, le encantan y a ti te han quedado de lujo (gracias a tu hijo)
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nuria! ! ! Estas son las lapas de la expresión te pegas como una lapa??? Yo es que es la primera vez que las veo y ya ni decirte probarlas. A mi me encanta todo lo que sale del mar, tenga raspa, molusco o lo que sea, así que imagino que estas lapas me gustarán. Siguiendo tus consejos seguro que quedan fabulosas y másacompañadas del mojo. Besitos y gracias por el descubrimiento.

    ResponderEliminar
  3. Buenooooooooooooo por una vez no me marcho con la receta a mi larga lista de pendientes por hacer , nunca he comido las lapas ya se que sin hacerlo no esta bien no darle una oportunidad a la receta pero me dan un poco de cosa al igual que los caracoles y las ostras que le voy hacer una es asin de rara seguro que como nos las presentas hoy estan de muerte relenta con tu buen hacer no lo dudo ni lo mas minimo.
    Le voy a pasar la receta a mi cuñado que ahora como vive en Coruña se puede hacer con ellas cuando lleve el perro a pasear a el seguro que le encantaran pues es un forofo de los caracoles y no se si las ha comido alguna vez ,ya te contare.
    Como siempre receta y presentacion son de 20 points , ahora me voy pipitando a preparar la comida que dentro de dos horas me voy a trabajar y luego no me da tiempo aunque hoy tengo unos filetes de ternera de Carsegal que quitan el sentido si puedes no dejes de probar sus carnes son una pasada palabrica yo le encargo la carne para toda la semana y viene muy bien embasada al vacio con lo cual ademas se puede congelar perfectamente.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  4. No las he comido nunca y por aquí tampoco las he visto, de ahora en adelante, estaré pendiente por si las encuentro en alguna parte y poder en práctica tu receta de chuperreteo de moluscos con ese mojo tan bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Lapas! ¡Dando donde duele! jajajaja Cuando voy a un restaurante y las tienen se me cambia la cara y de repente soy muy feliz. Pero desafortunadamente eso ha pasado muy poco y cuando las he comprado en el mercado (que las traen de allá pa' cuando) y las he cocinado se me han quedado unas piedras saladas estupendas jajaja Algo hago mal seguro, así que mira, que me viene de maravilla que las hayas hecho porque ahora me apunto la gaita y ya me liaré con determinación la manta a la cabeza cuando las vuelva a ver. Aunque no serán tan frescas como las tuyas. ¡Qué suerte maja, que eso no tiene precio! ¡Un beso grande!

    ResponderEliminar
  6. me encantaria comerlas , aunque aqui no creo que las encuentre, lo del mojo sera mas facil, que gracia lo de los ciernecillos,no lo sabia, bessssss y a disfrutarlas tu que puedes

    ResponderEliminar
  7. Qué recuerdos han venido a mi mente cuando de pequeños ibamos toda la pandilla, caldero en mano a coger llámparas , que es como se llaman por aqui..........También es cierto que si no están bien hechas son mas correudas que la suela de un zapato , pero en tu caso no es asi, ya me imagino como las habrás disfrutado, qué suertuda !!!
    Huelo a mar !!!!
    Besinos y feliz semana amore.

    ResponderEliminar
  8. Madre mía que espectáculo de lapas, mira que en la playa con la niña tengo cogido hace años, pero para tirar,, jaja jamás las comí, vivo cerca del mar y mariscos aquí los tenemos y buenos, y recoger en la playa te cuento de hace años porque ahora ni una concha puedes coger, pero entonces pillaba berberechos, navajas, mejillones, algún camarón pero lapas para casa nunca las trajimos, te han quedado estupendas con ese peso. ...Bess

    ResponderEliminar
  9. Si si, más vale que has aclarado lo de tu hijo que si no más uno te puede meter en un lio, jajaja. Oye, sabes que nunca he probado las lapas? Mi madre me hablaba de ellas, le encantaban, pero no sé porqué yo nunca las he comido. Esto habrá que arreglarlo de alguna manera ya que tú tienes enchufe, jajaja, hala, mandame un tupper o un billete de avión, lo que prefieras, yo me dejo.. eso hay que probarlo que me va a gustar, me lo estoy viendo...
    Bueno hermosa, estoy alucinada porque mi ordenador lleva una hora funcionando todo seguido, asi que voy a aprovechar a ver si me deja hacer una rondita más...
    Un beso gordo!!!

    ResponderEliminar
  10. Te diré que las he cogido algunas veces, yo creo que no hay niños, ni niñas que no hayan probado alguna vez a despegar estas lapas de las piedras de la playa, jaja, y alguna vez he ido a parar de cabeza al agua despegando alguna, pero no las he comido nunca, ni las he preparado tampoco, así que no se ni el sabor que tienen.
    Con tu receta me han entrado ganas de una tapita, al menos para probarlas, con ese mojo tiene que estar muy ricas, seguro, habrá que hacerles la cata, jeje, me pido una de lapas con mojo.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola preciosa! Pues por aquí llamamos a las lapas "pallelides", vaya nombrecito! Y ya no me acordaba de lo que comentas, eso de que cuando eramos pequeños las despegábamos de las rocas con un cuchillo o navaja. Tengo esa imagen en mi cabeza y tambié la de ver como la gente se las comía crudas, así tal cual! A mi eso no me hacía mucha gracia, la verdad.
    Y yo te reconozco que ni las he comido nunca, ni las he cocinado, pero desde luego con mojo verde tienen que estar deliciosas!!! A ver si me animo y las preparo algún día. Besitos guapa

    ResponderEliminar
  12. Mi niña que curioso plato el que nos traes hoy, curioso para mí que no había visto nunca jamás las lapas, no sabía que eran familia de los caracoles, los cuales me gustan bastante, así que ... supongo que las lapas también me gustarán, lo que más me gusta es que se comen cocinadas, porque ... uff uff una vez probé las ostras y casi me muero del asco que me dio tener eso en mi boca.

    El mojo rojo lo he hecho en casa y es una verdadera perdición, madre mía lo buenísimo que está ¿Verdad? jajaja jajaja, sin embargo el verde no lo hice nunca, así que habrá que ponerle remedio.

    Espero poder probar este manjar algún día

    Besotes y feliz semana chiki

    ResponderEliminar
  13. Hoy me vas a volver loca, esta mañana me salia una receta de flautas o algo asi y cuando entraba decia q no existía y ahora me traes un plato de lapas, me has recordado a cuando era chica , vivia entonces en Melilla y nos dedicabamos a arrancarlas de las rocas, como tu dices solo por el desafío porque nunca las probé, me gustaban más los bigaros, así que un cubo de lapas para los mayores que las comían a la plancha con limón y otro de bígaros pa los niños, que lo que nos gustaba era sacarlos con el alfiler
    No sabía que ahora estaban protegidas, me parece bien , porque con el receton de hoy la gente iba a quedar las rocas peladas de lapas...queda alguna en el tupper? Anda bonita, haz una obra de caridad que ese mojo debe estar de vicio
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Nunca las he probado!! Son muy bonitas, no? Y con ese mojo verde...me gusta!
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. He vivido todos los veranos de mi vida junto al mar y estoy acostumbrada a ver las lapas y otras especies marinas, que para mi son familiares. Hubo hasta un tiempo en el que hice pesca submarina, el mar es mi segunda casa, jajaja. Por eso conozco de sobra las lapas, pero ¿te puedes creer que nunca me han atraído?. De las rocas he comido pulpos, mejillones, bígaros, cangrejos y algunos pescados de roca, las lapas no las he probado.Nunca es tarde para hacerlo, aunque sé que se prohíbe cogerlas, las he visto vender en ocasiones, en algunos puestos del mercado. Ahora me pregunto, después de ver tu receta, que porqué no las he probado antes. Besos Nuria.

    ResponderEliminar
  16. Vaya fotaza del bichito ahí con los cuernecilos!! pues querida amiga, esta receta no te la copio, los moluscos no me van, nada de nada... aunque el único que como es el mejillón en escabeche, pero no puedo con él si está cocido o al vapor.. en la vida hay contrariedades y esa es una de las mías. Pero ha sido interesante conocer a las lapas.
    Pd- Ahora recuerdo eso de "te pegas más que una lapa" todo tiene su por qué :)

    ResponderEliminar
  17. Madre mía!! cuantos recuerdos me traes hoy...Las comí por primera y última vez en Tenerife en un restaurante en mi viaje de novios hace...28 años!! casi ni me acordaba de ellas hasta que las he visto...a mi me encantaron, no se si porque estan buenas o porque estaba en plena luna de miel...jajaja. Quien las pillara ahora con los mismos años que entonces...Gracias por traerme tan gratos recuerdos!! Besitos.

    ResponderEliminar
  18. Chavala te has marcado un plato bastante típico de nuestras islas y si encima tu hijo se encarga de llevártelas, así de fresquitas ya es un lujo cocinarlas y degustar la con ese mojo verde tan rico.
    Felicitaciones por tu buen hacer, se ven de rechupete y me has recordado a mi tío que se pirraba por ellas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola guapísima . Me has dado unas clase sobre lapas y te aseguro, que lo único que sabía sobre lapas es que yo soy muy lapilla, es decir que me gusta pegarme como una lapa. Algo es algo.
    Una suerte que tu hijo tenga permiso y te las traiga así de frescas para disfrutarlas con el mojo verde. A ése sí que tuve el gusto de conocerle cuando estuve en tu tierra y me puse las botas, pero hace mucho de eso.
    Gracias por compartir. Un besazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  20. Buenos días guapa, humildes pero deliciosas!!, Y con mojo verde, una verdadera maravilla, vaya fotos tan chulas, me encantan!! Y la receta ...para tener en cuenta desde luego.
    Un besote y feliz martes
    Ettore

    ResponderEliminar
  21. Nunca las he probado pero ya me gustaría y más esas recién cogidas, tienen que ser un manjar. Yo recuerdo también cuando íbamos a la playa y nos traíamos nuestro cubo lleno de coquinas y de berdigones. Ahora impensable. pero bueno , todo ha cambiado, qué vamos a hacer!!! Un beso cariño

    ResponderEliminar
  22. Hola Nuria, no las he probado nunca pero si recuerdo de niña intentar arrancarla de las rocas que por aquí había muchas, desde luego la receta me ha sorprendido gratamente pues nunca las había visto en la mesa, ya he visto que tienen varios nombres según el sitio, pues por aquí son lamparos, ja,ja,ja.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  23. Claro, las hembras más naranjas, para llamar la atención del macho, si esto no tiene arreglo, hasta en el mundo de las lapas vestimos de Vitorio y Luchino. Pues por aquí no tenemos lapas, al menos de las que están pegadas a las piedras, que algún ligoncete se pega más que estas!!!!. Yo no soy mucho de ostras y cosas que se mueven en la concha, pero con mojo verde seguro que las pruebo amiga, así que dile a tu hijo que coja una cajita más y me la envías, guapetona.

    Un besote enorme.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
  24. Será el más humilde, pero tú con el mojo has hecho un plato bien bien bien rico, a veces las cosas más sencillas son las más ricas, como queda demostrado con tu receta

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  25. Como este es un blog de cocina, me niego a decirte que lo que he leído en el título había sido 'Lapas con moco verde', porque además cuando ví la 3ª imagen desde la mierda tablet (niña! esa boca!) pensé que no me había equivocado y el título tenía truco....pero entenderás que yo lo único que conozco de las lapas, es el famoso dicho de "te pegas más que una lapa"....pero te juro, que no sabía que eso se comía.....

    ResponderEliminar
  26. Hola Núria, siempre descubro cosas nuevas en tu web, las lapas no las he probado jamás, asi que tendré que estrenarme con ellas, anda que hay una muy simpática que nos saluda en la foto, jeje, pero que cosa más mona! seguro que están buenísimas con mojo verde o rojo, me han gustado! besos :)

    ResponderEliminar
  27. ¡Lapas!. ¡Qué buenas!.
    Las probé en Lanzarote, y me encantaron. De pequeña, jugaba a cogerlas, pero nunca las había comido hasta entonces.
    Con el mojo verde tienen que estar para chuparse los dedos.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  28. Lo único que te puedo decir sobre las lapas, es que me ha impresionado esa con cuernos... las he visto miles de veces pegadas a las piedras cuando voy a la playa, pero no tenía ni idea que se movían... lo que aprende una por estos mundos blogeriles, ya dice el refrán "el que a buen árbol se arrima...!
    Recuperada ya de la sorpresa Reina Guanche, te diré, que me tomaba un platito bien a gusto, si saben a mar y acompañadas de ese mojo verde tienen que estar de rechupete.
    Un bico ruidoso corazón

    ResponderEliminar
  29. Mi preciosa Nuria, no podia dejar de decirte como me gustan las lapas, de pequeña iba con mi padre tal y como tu has explicado a cogerlas a las rocas, por aqui teniamos muchas, pero ahora ya no hay, y como bien dices las pocas que hay no se pueden coger bajo multa jejeje, Bueno como siempre las has preparado de una manera espectacular, se ven hermosas y ricas de verdad. Un abrazo tesoro

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?