22 de enero de 2013

Lentejas, mamá, por favor.

        
           
      Mi hija en especial, es una loca de las lentejas.
Así que cuando lee que al día siguiente, las previsiones del tiempo anuncian intervalos nubosos y descenso de las temperaturas, siempre dice lo mismo:
       - ¿ Sabes qué hace mucho que no guisas, mamá? Lentejas, mañana podías poner unas ¿no? me apetecen un montón.
      También es una loca de las verduras, vamos, una loca..... en el sentido, que como las vea, le da un síncope.
      Así que, como estas lentejas están cocinadas por, y para ella, las hago totalmente a su gusto, pero con mi mano derecha, es decir verduras sí, pero que no se vean.      Si sois de los que tenéis el mismo problema verdulero que yo, pero no queréis dejar sin lentejas a vuestros hijos, éstas se las comen y pedirán repetir, os lo aseguro.

                   
      Y lo cierto es que sé que la cocina no es una ciencia exacta, y que cuando haces recetas ya más que sabidas, el ojímetro es la medida estandar, pero si te dicen en casa, esta receta la tienes que poner en tu blog, aunque casi todo el mundo sabe hacerla, empiezas a medir los ingredientes de forma escrupulosa para que le salgan bien al que viene detrás.
      Bueno, mi niña, espero que cuando las hagas, te salgan tan ricas como tú dices que están las mías.
                                                   Ahora, vamos al lío.

Necesitaremos:  {para 4 personas}

  • 250 grs de lentejas de tu preferencia. Me gustan las tipo pardinas y las Lanzarote.
  • 2 zanahorias medianas, o una grande.
  • 1 lata mediana de tomate triturado (400grs)
  • 1 pimiento verde mediano, de los de asar.
  • 2 ctas de pimentón dulce.
  • 1 papa grande o dos medianas, partida en trozos rotos.
  • 2 clavos de olor.
  • 1 cta de sal gorda.
  • 6 cdas de aceite virgen.
  • 1 cda de arroz blando cocido por comensal.
  • Chorizo (opcional).
CÓMO LAS HAREMOS:

         
   
  • Quitamos la piel de las zanahorias, eliminamos el rabito del pimiento y los nervios, y junto al tomate triturado, batimos todo hasta dejar un puré fino.
  • Ponemos el aceite en el fondo de una olla a calentar.
  • Le añadimos las verduras batidas y dejamos que sofría.
  • En uno de los extremos de la zanahoria, pinchamos los clavos de olor, así los podremos quitar sin problemas.
  • Dejamos algunos trozos de zanahoria sin batir, si no tenemos problemas con encontrarnos verduras en el plato.
  • Mientras, preparamos las papas. Las pelamos y partimos en trozos rotos.
  • Si vamos a añadir chorizo, quitamos la piel y partimos en rodajas.  
  • Esperamos que el sofrito esté bien hecho a fuego lento y le añadimos las lentejas bien lavadas.
  • Las cubrimos con agua, le dejamos unos dos dedos por encima del nivel de las lentejas.
  • Añadimos las papas troceadas, el pimentón y la sal marina.
  • Las dejamos cocer a fuego mínimo, al chup chup, unos cuarenta y cinco minutos.
  • Si vamos a añadir chorizo, lo haremos ahora también.
  • Vigilamos por si necesitamos añadir más agua a media cocción. Si es así, el agua la añadimos caliente.
  • En cuanto estén blandas, retiramos del fuego y a comer.
                   
    A TENER EN CUENTA:
          -  Desde que las cocinemos, hasta el momento de servirlas, absorberán más líquido y quedarán más secas. Así que puede que necesitemos añadir algo más de agua, lo  haremos en el último momento y daremos un hervor.
          -  Si podéis hacerlas la víspera, estarán más buenas, cuando tiempo y ganas las hago por la noche para comerlas al día siguiente.
          -  Los clavos de olor, los quitamos antes de llevarlas a la mesa, le dan muy buen sabor, pero si te comes alguno, es muy desagradable.
     

          -  En casa nos gustan espesas, y ponernos una cucharada de arroz blanco cocido y otra cucharada de vinagre de jerez  en cada plato antes de empezar a comer.

                  
                    A disfrutarlas, y ya sabes, el que quiera las come y el que no las deja.

    27 comentarios:

    1. Hola Nuria, a mi hijo le pasa igual, le chiflan, pero no solo las lentejas, sino cualquier legumbre, las devora. He visto que le echas clavo, ingrediente que jamás he utilizado, sin embargo, yo suelo echarle comino. Tendré que probar, porque las especias me encantan, siempre que no predominen mucho. Un beso.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Es una suerte que les gusten las legumbres, las nuevas generaciones les tienen cierto desprecio,y mira que están ricas. Tengo la despensa llena de especias, me encantan, pero no me atreví con ellas hasta que no tuve más experiencia en la cocina, un principiante con especias en la mano, puede hacer verdaderos estragos culinarios :)
        Besotes mi niño.

        Eliminar
    2. Tu hija se parece mucho a mí. Me encantan las lentejas y siempre estoy deseando que bajen las temperaturas para tener una excusa para preparar un buen plato de lentejas, tan deliciosas como éstas.
      Un besito desde Las Palmas.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Creo que de las legumbres son las más socorridas por no tener que poner en remojo, se pueden hacer sobre la marcha y eso hace que se puedan improvisar sin tanta antelación. Yo aprovecharé en estos días, que después de legumbres nada de nada.
        A mí también me encantan.
        Besotes mi niña.

        Eliminar
    3. Yo con un plato de lentejas estoy feliz! especialmente en días como hoy que hace un frío que pela. Me las quedo.

      besosdecanelaymenta.blogspot.com

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola Maribel, mira que somos facilonas :) con cualquier cosa sencilla conseguimos la felicidad, eso es saber disfrutar de la vida, sí señor.
        Besotes mi niña.

        Eliminar
    4. Hoy he hecho lentejas y les encanta, ya sabes que yo las hago en th, y se chupan los dedos, si tu hija te las pide es que deben ser buenísimas! lo del clavo de olor no lo he visto en lentejas, pero debe ser interesante probar. Muaccc
      Por cierto las fotos están todas muy bonitas en cada entrada!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola mi niña, ya fuí a ver las tuyas, lo cierto es que son primas de las mías, el ajo y la cebolla en casa es imposible, sienta mal por mucho que nos empeñemos, aunque lo uso, ese día sé que andaremos con almax y preparados varios. En casa siempre les pusieron clavo, y yo sigo, me encanta.
        Las fotos, tú que me miras con buenos ojos, besotes gordos corazón.

        Eliminar
    5. En mi casa también es la legumbre preferida, nos encantan de todas las maneras, a ti te quedaron geniales.
      Besos
      Cocinando con Montse

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Muchas gracias Montse, creo que es la legumbre más aceptada, muchas gracias mi niña.
        Besotes.

        Eliminar
    6. Qué bueno está un buen plato de lentejas, que el que quiere la come , y el que no, las deja......


      Te han quedado genial, y las fotos son preciosas!!!!!!

      En casa no falla ninguna semana, además de sano es un plato delicioso. Probaaré con el clavo, nunca se lo he puesto, pero si que lo utilizo mucho en otros plar¡tos y me encanta el aroma que da.

      Un besito !!!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola Chela, lo cierto es que donde vivimos no hace mucho frío y es difícil programar las legumbres una vez a la semana, ya me gustaría, no te creas.
        La próxima vez, ponle clavo para probar, creo que te gustará.
        Besotes mi niña.

        Eliminar
    7. Yo también soy una loca de las lentejas, pero como ya soy mayorcita no me importa que se noten las verduras, pero para los míos las paso.
      Nunca le pongo clavo, habrá que probar
      Bss
      Patricia

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Ay Patricia, lo de pasar la verdura, creía que de pequeños sería la única etapa en que tendría que hacerlo, pero que va, están bien grandes y tengo que seguir haciéndolo. Será que tienen que estar tan mayorcitos como yo para que no les importe:)
        Besotes mi niña.

        Eliminar
    8. En casa también las comemos semanalmente, es el plato de cuchara por excelencia, además que le pega casi todo: verduras, carne, arroz...Básicamente la preparación es la misma, luego están los toques personales que cada una tiene el suyo. Buen provecho. Bs

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola guapa, pues sí, cada uno le da el toque personal, de eso no hay duda. Eso es lo rico que de la cocina, que con los mismos ingredientes y cada uno le sabrá sacar un sabor distinto.
        Estamos todos hechos unos lentejeros de pro :)
        Besotes mi niña.

        Eliminar
    9. Mis cachorritos también se comen las lentejas que da gusto. Y la verdad es que es un placer que se coman estas cosas sanas así de bien, ¿verdad? Aunque nuestra receta difiere un poco de la tuya; imagino que en cada casa tendrá su toque ;)

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola Verónica, qué suerte que tus chinijos las coman, la verdad es que da gusto cuando sabes que son plato nutritivos y que no les hacen ascos, desde luego que cada uno le da su toque, ahí está la gracia de la cocina.
        Besotes mi niña.

        Eliminar
    10. Las lentejas son de mis platos favoritos, me encantan. Me pido un platito que con este frio van fenomenal.

      Un fuerte abrazo.

      Con mil sabores

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Me parece que es un plato que gusta a más gente de la que esperaba, marchando un plato para calentar el cuerpo, que sientan divinas, dí que sí.
        Besotes mi niña.

        Eliminar
    11. Que buena pinta tienen a mi también me salen muy ricas y a los nietos les encanta que les haga puré de lentejas.
      Besotes amiga!!!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Mi querida Asun, mira que me gusta el puré de lentejas, la próxima vez voy a añadir más cantidad para que me de, que éstas por poco no las pruebo.
        Mil besotes amiga, esos niños comen divino en casa de la iaia.

        Eliminar
    12. Hola Nuria!! Que ricas estas lentejas al gusto de nuestras niñas....pero con truqui de mama!!
      A mis hijas les encantan y me pasa lo que a ti...tengo que hacer invisible las verduras!! Jiji. El clavo lo hinco en la patata o en una cebolla que luego trituro (es un truco por si te es válido para tenerlos localizados y quitarlos...)
      Sabías que si no comemos las lentejas con verduras?? El cuerpo no asimila el hierro de las lentejas??hacen una combinación necesaria...
      Pues es una cosa que las abuelas lo hacían por intuición y es de lo más acertado!!
      Que sabio legado..
      Las fotos y presentación de 10.
      Salu2
      Cocinandovoyrecetandovengo.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Mi querida Sonia, yo el clavo siempre se lo pongo clavado en una rodaja gorda de zanahoria,porque le da muy buen sabor, pero como te lo encuentres suelto y lo lleves a la boca, a mí personalmente me da mucho asquito.
        La cocina tradicional es muy sabia, nuestras abuelas combinaban divinamente, " el saber popular " que siempre se dijo, pero que guarda un trasfondo dietista muy interesante.
        Gracias por los comentarios, besotes gordos mi niña.

        Eliminar
    13. Estas también me las llevo a pendientes!!! :)))

      ResponderEliminar
    14. Muy buena receta la acabó de hacer y quedo deliciosa! La recomiendo

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Muchas gracias Anónimo, estos comentario animan mucho.
        Besotes.

        Eliminar


    ¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
    Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
    No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
    Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?