20 de agosto de 2012

Mermelada extra de higos.

               
En el norte de Lanzarote hay un pueblo precioso que se llama Haría,está enclavado en un valle que se le conoce como el  de las mil palmeras, porque según la tradición, cada vez que nacía un bebé se plantaba una.

Todo esto para decir que los Sábados montan un mercado de artesanía donde, como su nombre indica se encuentran productos elaborados de forma artesanal como quesos, pan, licores y mermeladas, entre otras muchas cosas. Pero como esto es un blog de cocina me centro en el tema. Y si alguna vez pasáis por allí,así como el que no quiere la cosa,estoy segura que os gustará.
Fue en este mercado donde probé mermeladas buenísimas, mezclas de frutos que hasta entonces  no me hubiera imaginado, que ya iré dejando por aquí cuando las repita de nuevo y vayan pasando por la sesión fotográfica. Ideas, todas ellas,para hacerlas en casa, como ésta que traigo hoy: mermelada de higos.
Cuando he vuelto a ir a este mercado, ya no está la artesana que vendía estas magníficas mermeladas, en su lugar hay otro puesto también con mermeladas caseras, no las he probado, pero me imagino que también estarán buenas.
Con lo que me gustan los higos, nunca antes la había comido de este sabor.
La mermelada de higos es una delicia, la puedes combinar tanto con dulce como con salado.Acompaña estupendamente un buen queso majorero curado, blanco o a la plancha,las tartas de hojaldre o un yogur natural. Pero para mí, la mejor forma de tomarla, es sobre una tostada de pan casero con aceite virgen, el sabor dulce del higo se realza con el aceite de una forma espectacular, sublime.
Es sencilla, fácil, delicada y exquisita. Seguro que muchos la habréis comido, pero para los que no, os dejo la forma de hacerla.
Necesitaremos:


  • 1 kilo de higos.
  • 1 limón, sólo el zumo.
  • 400 grs. de azúcar morena. El higo es una fruta muy dulce.
  • 3 hojas de gelatina, o una punta de pectina o 2 ctas de agar-agar.
  • 100 ml. de agua.
Como hacerla:


               
  • Lavamos muy bien los higos en agua caliente. Le quitamos el rabito y los vamos troceando. No los pelamos.
  • Hidratamos las hojas de gelatina.
  • Añadimos todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora y la programamos para mermelada.
  • Al final del programa, si nos gustan los tropezones dejamos la mermelada con ellos, en caso contrario la batimos. Con esta fruta, me gusta batirla porque no le quitamos la piel y ya tiene sus pepitas, para mi gusto sería demasiado tropezón para comerla.
  • En caso de hacerlo de forma tradicional, añadimos los ingredientes en una olla profunda, dejamos a fuego medio durante unos 45 minutos más o menos y cuando y moviendo de vez en cuando siempre con la cuchara de madera. Cuando veamos que está la fruta en el punto que se deshace con facilidad al presionarla con la cuchara, la batimos si queremos o apartamos del fuego. Seguimos los pasos siguientes:
  • Vamos llenando con la mermelada hasta el mismo borde de  los botes, que habremos esterilizado en el lavavajillas a temperatura alta o hervido en una olla durante unos 20 minutos.
  • Cuando hayamos acabado de rellenar todos los botes, le damos la vuelta y los enfriamos en esta posición para que hagan el vacío. Cuando vayamos a consumirla oiremos el clásico cloc. Me gusta utilizar botes más bien pequeños, así podemos cambiar de sabores más a menudo sin tenerlos abiertos durante mucho tiempo.
  • No llegará a alcanzar el espesor definitivo hasta que no esté fría.
  • Los guardo en la nevera, pues no lleva tanta azúcar y me da miedo que se estropeen.
**Hoy la he hecho sólo de higos porque no tenía nueces,pero si le añadimos 150 grs de nueces troceadas cuando la mermelada esté terminada de hacer, removemos bien para que se integre y rellenamos los botes os quedará una mermelada para mi gusto todavía más exquisita si cabe. Con el sabor a casamientos, como los llama mi madre en Navidad, cuando rellena los higos secos con nueces.
** Se denomina mermelada extra cuando tiene un 60% de fruta, y ésta llega y lo supera.


                

Lista para disfrutarla con lo que más nos guste.

5 comentarios:

  1. Nunca he hecho mermelada de higos y no me voy a quedar con las ganas, me has dado una brillante idea..respecto a Haría me encantó toda esa zona no vi el mercadillo pero compre un vino excepcional después de haberlo probado con unas papas con mojo, me requetechifla Lanzarote ya he ido 3 veces en mi vida. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima,con las manos que tú tienes,seguro que te queda una mermelada de lujo,ya verás,está muy rica y sirve de fondo de armario para otras preparaciones.
      Lanzarote,es que es muy bonito.
      Besotes.

      Eliminar
  2. Una pregunta, si la preparo con 2 cucharaditas de agar agar, cuando lo añado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo, pues yo te diría que con que lo añadas cinco minutos antes de quitarla del fuego es suficiente. Lo que sí tienes que tener cuidado, es para que se integre bien en la mermelada y no se haga grumos. Esto es importante.
      Espero no haber llegado muy tarde, y que te salga de rechupete, que seguro que sí.
      Besotes, y si me lo cuentas, me encantaría.

      Eliminar
  3. Me parece una idea genial ponerle nueces, no se me había ocurrido pero tiene que estar deliciosa, de hecho voy a probarla este fin de semana....ummmm

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?