9 de agosto de 2012

Bocaditos de col con masa brisa.

Según un cuento de  Rubén Darío  la primera col nació porque el demonio tentó a una rosa,         insinuándole que además de belleza podría tener utilidad, ésta se lo creyó  y le fue a reclamar al buen dios y éste en plan práctico la convirtió en col. Así además de ser bonita tendría la utilidad de servir de alimento.

Pues me alegro que la rosa fuera a incordiar un rato, porque si no a ver cómo hubiera yo rellenado los bocaditos de hoy. Me gusta mucho esta verdura, tanto cocida como guisada. Eso sí, tengo que aprovechar a hacerla cuando estoy sola en casa o cuando están durmiendo y los despierto a traición con el olor, porque mira que huele a pedo  mal la pobre, seguro que el buen dios como lo llama Darío le añadió ese olor tan agradable en un alarde de generosidad.
 Y digo yo, que menos mal que se dirigió al bueno, que sólo por reclamarle la dejó en col,si llega a pillar al malo ni te cuento lo que le hubiese pasado.
En fín,que esta receta se hace con los ojos cerrados, es muy sencilla, y está bien rica. Si te gusta la col claro está. Lo bueno es que  no sabe como huele, porque una es de buen diente pero no idiota. Son de tamaño pequeño, en dos bocados lo tienes acabado, eso sí, qué bocados más ricos.
Así los hago y así os lo cuento,espero que os guste.

Necesitaremos: (salen unos 12)
 

  • Un trozo de col cortada en juliana,pero muy fina.
  • Una zanahoria.
  • Una manzana.
  • Un poquito salsa de soja.
  • Una plancha de pasta brisa.
  • Aceite de oliva.
    
 Como hacerlos:



  • Cortamos muy fina la col y rallamos la zanahoria.
  • Las revolvemos bien y en una sarten las ponemos a fuego muy bajo con dos cucharadas de aceite de oliva.
  • Se tiene que hacer con poco aceite porque de otra forma se quedaría aceitosa y empaparía la masa mientras se hacen.
  • Podemos ir encendiendo el horno para que se caliente a 200º.
  • Cuando han sudado un poco le añadimos la manzana rallada también y un poquito de salsa de soja.No le añadimos sal al preparado, pues la salsa de soja le aporta bastante sal y es mejor probarla al final, antes de rellenar los bocaditos, y si es necesario rectificar.
  • Seguimos con el fuego al mínimo y le damos vuelta de poco en poco,hasta que la verdura esté blanda. Calculo que tardarán en total unos treinta minutos más o menos.


  • En ese momento,empezamos a cortar pequeños círculos de masa brisa, yo los he hecho con una taza de café, no encotraba el cortador.
  • Ponemos encima la mezcla de la col y vamos cerrando los círculos. Aunque en la foto se vea mucha mezcla no lo es, pues la verdura al ser blanda, vamos cerrando y haciendo un poco de presión sobre la verdura para que nos queden bien rellenos. Al no llevar salsas no nos rebosará.
  • Esta masa es blanda, así que con presión de nuestros propios dedos será suficiente para poder cerrarlos.
  • Una vez formados todos, los llevamos al horno.
  • Los dejamos a  180º unos 15 minutos, a los 10 les dí la vuelta. 
                                          

  • Ya los tenemos listos para servir, en este caso con un poco de salsa de soja.


                              
     Que aproveche!!!         

2 comentarios:

  1. El repollo, o la col, o la rosa avariciosa ;) me gusta de todas las formas. Así debe estar rica, rica.

    Otra receta más que me pone los dientes muy largos.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
No participo en Aniversarios, Cadenas de premios, Cumpleblogs ni Retos.
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?